Comisiones Obreras de Andalucía | 24 mayo 2024.

  • Sectores

    CCOO denuncia que fundación SAMU pretende hacer un ERTE sufragado con dinero público y anuncia que lo impugnará ante la autoridad laboral

      Tras concluir sin acuerdo el periodo de consultas del ERTE presentado por fundación SAMU, CCOO ha procedido a denunciar las actuaciones que la entidad ha venido realizando desde que en diciembre de 2023 comunicó su intención de ejecutar un ERTE por motivos económicos.

      06/05/2024.
      Rueda de prensa ERTE Samu

      Rueda de prensa ERTE Samu

      La federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía ha explicado que la fundación SAMU gestiona en Andalucía varios servicios públicos privatizados a través de contratos con la Junta de Andalucía, en concreto con la Consejería de Desarrollo Educativo y FP (la gestión del Servicio de atención al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo) y con la Consejería de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad (la gestión de centros de protección de menores). En el resto del territorio nacional gestiona diversos servicios públicos en su mayoría del ámbito de lo social.

      Como señala el sindicato, en el informe justificativo aportado por la propia entidad (una buena parte de la documentación económica no está debidamente certificada o es, en el mejor de los casos, incompleta), aparecen deudas contraídas con SAMU por distintas administraciones públicas ajenas a la Junta de Andalucía. Sin embargo y de manera injustificada, el 75% de los trabajadores afectados son andaluces, en concreto 262 entre Personal Técnico de Integración Social (PTIS), Intérpretes de Lengua de Signos (ILSE) y trabajadores de centros de protección de menores (Educadores, Psicólogos, Trabajadores Sociales, etc.).

      La secretaria general de la federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía, Marina Vega, ha apuntado que “desde un principio todo lo que rodea este ERTE ha sido un sinsentido con desinformación a los representantes de los trabajadores y trabajadoras, constantes cambios de los trabajadores afectados, o problemas económicos de la entidad que no se han justificado documentalmente”. Según apostilla Vega, “lo más grave no ha sido eso sino que, en primer lugar, se pretenda que el dinero público de los andaluces y andaluzas sea utilizado por esta entidad para cuadrar las cuentas que otras administraciones públicas distintas de la andaluza le han descuadrado con el impago de lo contratado. En segundo lugar, que se pretenda por parte de fundación SAMU incumplir un contrato público con las obligaciones contractuales que de este se derivan, Y, finalmente, para CCOO es casi lo más grave, que se utilicen a trabajadores y trabajadoras andaluzas, quienes además en su mayoría ya tienen contrataciones precarias, en un sector altamente feminizado, para suspenderles el contrato y, por tanto el salario, por una mala gestión empresarial y unas deudas ajenas a Andalucía”.

      CCOO ha informado que impugnará este ERTE ante la autoridad laboral y que, a su vez, solicitará a la Junta de Andalucía que intervenga para impedir que se ejecute este ERTE “por el atropello que supone tanto a los trabajadores como a las arcas públicas andaluzas”.