25N

El 56 % de las personas con discapacidad sufre paro de larga duración

  • En el Día Internacional de las personas con discapacidad, CCOO de Andalucía reclama empleo digno para todas las personas, independientemente de sus capacidades
  • Las personas con discapacidad son especialmente vulnerables en el mercado laboral, tienen mayores dificultades para encontrar empleo y sufren mayor precariedad, sobre todo las mujeres con discapacidad, lo que, además, se suma a la discriminación por razón de género

03/12/2018.
Día internacional de las personas con discapacidad

Día internacional de las personas con discapacidad

La tasa de paro entre las personas con discapacidad supera en 9 puntos la tasa de paro del resto de la población mientras que el paro de larga duración es mucho más frecuente entre las personas con discapacidad, afectando al 56 %.

El peso del empleo a tiempo parcial es mayor entre las personas con discapacidad (18 %) que entre aquellas sin discapacidad (15 %), según el INE, pero solo una pequeña parte del empleo a tiempo parcial está motivada por la enfermedad o discapacidad. Asimismo, es el segundo colectivo, tras la juventud, en el que más ha aumentado la contratación a tiempo parcial desde 2007, pasando del 24 % de los contratos ese año al 40 % de 2017. Así mismo, en Andalucía más del 93 % de los contratos realizados a personas con discapacidad es temporal superando a la media estatal en más de tres puntos.

Las mujeres son más numerosas entre la población con discapacidad desempleada y presentan mayores dificultades para ser contratadas. En Andalucía, el 53,5% de las personas con discapacidad paradas son mujeres. Además, el 62 % de los contratos a personas con discapacidad registrados en 2017 por el SEPE fueron realizados a varones y sólo el 38 % a mujeres.

Entre la contratación bonificada, el empleo ordinario sigue sin ser la vía principal de acceso al mercado laboral de las personas con discapacidad, recayendo esta responsabilidad en los Centros Especiales de Empleo, que han gestionado cerca del 70 % de este tipo de contratación en 2017, frente al 30 % de las empresas ordinarias.

Según los últimos datos publicados por el INE, sobre las ganancias brutas de las personas con discapacidad, en Andalucía es un 11,2 % menor que la media, lo que supone casi 2.500 euros menos al año.

Pese a la escasez de datos al respecto, existe consenso en que sigue sin cumplirse la cuota de reserva del 2% en las empresas de 50 o más trabajadores, establecida por Ley en 1982. Ante esta realidad, que evidencia un claro desequilibrio y una desviación importante respecto de la plena integración de las personas con discapacidad a través del empleo, CCOO reclama que se refuerce el tránsito del empleo protegido al ordinario, al tiempo que se debe garantizar el acceso de las personas con discapacidad a la formación a lo largo de la vida.

El sindicato llama a las administraciones públicas, en general, y a las andaluzas en particular, a jugar un papel ejemplar, cumpliendo escrupulosamente las cuotas establecidas e introduciendo criterios sociales en la contratación pública, que favorezcan la inserción laboral con condiciones dignas de las personas con discapacidad, tal como aprobó el parlamento de Andalucía en la Ley de Discapacidad.

Para combatir la precariedad CCOO reclama el aumento de la vigilancia, velando por el cumplimiento de las cuotas de reserva y persiguiendo la vulneración de los derechos laborales de las personas con discapacidad. Así mismo exigimos la puesta en marcha del Plan de Integración de las personas con discapacidad recogido en la Ley.

Finalmente, para arrojar luz sobre una realidad preocupante pero poco conocida, el sindicato considera fundamental la mejora de las fuentes estadísticas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.