Comisiones Obreras de Andalucía | 24 abril 2024.

  • Sectores

    CCOO señala los efectos de no convalidar y no haber negociado la reforma del subsidio por desempleo, reclamando abordar la solución en el marco del diálogo social

      CCOO llama atención sobre los efectos que se derivan de la no convalidación del Real Decreto Ley 7/2023 en el que se incluía la reforma de los subsidios de desempleo, que supondrán perjudicar y disminuir la protección social de más de 1 millón de personas trabajadoras.

      17/01/2024.
      El de eventuales agrarios es uno de los sectores más perjudicados

      El de eventuales agrarios es uno de los sectores más perjudicados

      Es esta una mala noticia que, sin embargo, abre la posibilidad de abordar ahora en el seno del Diálogo Social una reforma necesaria y evitar los elementos negativos que, sin duda tenía la reforma propuesta.

      "Saluda en este sentido las declaraciones de la Vicepresidenta 2ª del Gobierno y Ministra de Trabajo, anunciando que ante la situación generada va a convocar a los interlocutores sociales y manifestando su voluntad de alcanzar un acuerdo que corrija los efectos negativos del Real Decreto Ley no convalidado y refuerce los claros elementos positivos que contenía". En este sentido, CCOO espera la convocatoria urgente por parte del Ministerio de Trabajo de la mesa de diálogo social para negociar una solución a la situación generada.

      Mejoras en la protección social contenidas en la reforma que ahora no se aplicarán

      CCOO quiere destacar, de un lado, que la reforma contenía elementos de indudable mejora de la protección social.

      Mejora de las cuantías de la mayor parte de los subsidios durante los primeros 12 meses de percepción. Aproximadamente 700.000 personas desempleadas perciben subsidios de desempleo mensualmente que no verán incrementada la cuantía de la prestación durante los primeros doce meses de prestación. La medida habría supuesto un incremento del 18,75% de la prestación (90 euros/mes) durante los primeros 6 meses de percibo, y del 12,5% (60 euros/mes) durante los 6 meses siguientes. De este modo, todas las prestaciones se mantendrán congeladas en 480 euros/mes hasta que no se revise la cuantía del IPREM, probablemente en los próximos Presupuestos Generales del Estado.

      CCOO llama la atención sobre la importancia de abordar también la cuantía del IPREM para 2024, con impacto directo en la determinación de la cuantía de los subsidios por desempleo.

      Inclusión del acceso a los desempleados jóvenes y menores de 45 años sin cargas familiares que agotan la prestación contributiva. Actualmente, cerca de 475.000 personas desempleadas tienen reconocida una prestación contributiva y son menores de 45 años; sin embargo, sólo quienes acrediten tener cargas familiares podrán acceder a un subsidio de desempleo cuando agotan la prestación contributiva. La reforma reconocía el acceso a quienes no tenían cargas familiares a un subsidio, que ahora no se reconocerá.

      La inclusión del acceso a las y los trabajadores eventuales agrarios y el mantenimiento del régimen actual en Andalucía. La inmensa mayoría de las cerca de 700.000 personas que trabajan en el sector agrario tienen un contrato eventual e históricamente sufren el agravio de estar excluidos de la protección asistencial por desempleo, pese a cotizar por esta contingencia en los mismos términos en los que lo hace cualquier otra persona trabajadora. Sólo los residentes en Andalucía y Extremadura cuentan con un sistema de prestaciones propio para este colectivo, pero el resto de personas trabajadoras agrarias del conjunto del Estado habían accedido a los subsidios de desempleo mediante esta reforma, cumpliendo así el compromiso adquirido en su momento con las organizaciones sindicales desde la integración del antiguo Régimen Especial Agrario en el año 2011. Ahora, sin embargo, se mantiene la exclusión de la protección asistencial por desempleo para en torno a 200.000 personas. Además de la exclusión genérica que sufrirá todo el colectivo de trabajadores agrarios, la misma implica también anular la cobertura del subsidio de mayores de 52 años para cerca de 275.000 personas en todo el Estado.

      Adicionalmente, la no convalidación de la reforma supone, entre otras cuestiones adicionales, la supresión del nuevo régimen de opción entre prestaciones que se había establecido para los aproximadamente 450.000 residentes enAndalucía y Extremadura para que pudiesen utilizar sus periodos de cotización en las prestaciones de Régimen General o las propias de estos territorios.

      Deficiencias y efectos negativos de la reforma propuesta que es necesario corregir

      CCOO llama también la atención sobre algunos de los elementos que o contenía o ignoraba la reforma sometida a votación parlamentaria y que es necesario corregir. Entre ellos:

      Cabe destacar, sin duda, la necesidad de reformular la propuesta de actuación sobre la base de cotización del subsidio de mayores de 52 años para que no se penalicen las prestaciones de jubilación futuras de los casi 450.000 personas que, en promedio, se ven obligadas anualmente a completar sus carreras de cotización por esta vía. Es esta una cuestión que si bien se implantó, ciertamente, cuando el SMI era mucho más bajo, puede abordarse sin perjudicar la pensión futura de las personas beneficiarias de esta prestación. Hay que recordar, por otra parte, que el Real Decreto Ley no convalidado, no mejoraba la prestación de este subsidio en los primeros 12 meses, como si hacía con los demás.

      Otra cuestión básica que debe abordarse es la necesidad de establecer una garantía de suficiencia en los subsidios de desempleo generados por personas con contrato a tiempo parcial, y que actualmente sufren el 12,5% de las personas que perciben subsidios por desempleo, en su inmensa mayoría mujeres. Acabar con esta discriminación tiene un coste limitado y una gran carga de equidad de género.

      Es preciso revisar la decisión de derivar al Ingreso Mínimo Vital - IMV a cerca de 120.000 personas titulares de determinadas prestaciones asistenciales de desempleo (Renta Activa de Inserción, subsidio extraordinario por desempleo, emigrantes retornados, etc.) sin que se garantice el mantenimiento de la protección ni las condiciones de la misma o su acceso a las medidas de activación para el empleo.

      Para resolver esta situación, CCOO insiste en la necesidad de la convocatoria urgente de la mesa de diálogo social para negociar una solución adecuada y manifiesta su disposición a abordar en ella una reforma necesaria que debe ser aprobada cuanto antes.