BLANCO

La caída de la ocupación y el aumento del desempleo evidencian que el modelo actual está agotado

    Los datos de la EPA, correspondientes al segundo trimestre de 2020, sitúan a Granada en un incremento de 21.600 personas paradas más que en el primer trimestre del año, hasta alcanzar la cifra total de 100.900 desempleados. Para el secretario general de CCOO Granada, Ricardo Flores, la situación es preocupante ya que la tasa de paro se ha disparado “del 19,08% correspondiente al primer trimestre hasta el 25,24% en este segundo”. Cabe recordar, ha precisado el dirigente sindical, que este trimestre engloba todo el desarrollo de la pandemia en nuestro país, por lo que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) no incluyen a las miles de personas afectadas en nuestra provincia por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), al no considerarse a los afectados como parados.

    29/07/2020.
    La encuesta de Población Activa se publicó el pasado 28 de julio

    La encuesta de Población Activa se publicó el pasado 28 de julio

    También la caída de la ocupación en picado es un síntoma de la gravísima situación que estamos viviendo, asegura Flores (CCOO), que ha cifrado en 37.000 ocupados menos el descenso durante los últimos 90 días. Todo ello, en un trimestre en el que tradicionalmente se produce una creación neta de empleo importante, al encontrarnos en el periodo anterior a las vacaciones con mayores contrataciones, sobre todo en el sector de la Hostelería y el Turismo. Así, el secretario general de CCOO Granada ha reiterado que “se hace evidente que el modelo económico y laboral de nuestra provincia no puede depender única y exclusivamente de un sector”.

    Y apunta que el modelo basado en la estacionalidad, precariedad y en la excesiva dependencia del turismo y los servicios, estaba agotado antes de la crisis. En su opinión, es imprescindible, como tantas veces hemos reclamado desde CCOO, impulsar un cambio en nuestro tejido productivo -el sector industrial debe recuperar protagonismo ante las necesidades de suministros básicos que está quedando patente en la crisis-, así como un impulso a los servicios públicos.

    En esta situación, asegura Flores (CCOO) reforzar los servicios públicos debe ser una prioridad. La crisis en la que nos encontramos por la pandemia del Covid-19 ha puesto claramente de manifiesto la necesidad de los servicios públicos como única forma de asegurar los derechos y el bienestar de la ciudadanía, y, por tanto, deben ser reforzados.

    La prioridad, ha terminado el líder provincial de CCOO, está en proteger a los más vulnerables: a los trabajadores y trabajadoras temporales, precarios, que han perdido su empleo. Y para ello, nuestros servicios públicos son esenciales: la Dependencia, la Sanidad, la Educación, y las administraciones públicas que tramitan cientos de solicitudes de ERtes y ayudas. Estos servicios que son los que sacan adelante a este país en momentos difíciles.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.