BLANCO

CCOO inicia una campaña de denuncias contra la precariedad laboral de los Riders y critica el uso “erróneo” que gobierno y empresas hacen del trabajo autónomo

    La Federación de Servicios de CCOO-A ha puesto en marcha una campaña para combatir la precariedad laboral en uno de los sectores más precarizados que existen, el de los riders. Se han presentado ya varias denuncias ante la Inspección de Trabajo. El sindicato denuncia el impulso “a toda costa” que las administraciones públicas están haciendo del emprendimiento. “Se vende como una vía de escape al desempleo que lo que busca es maquillar las cifras del paro porque no genera empleo estable ni de calidad”. CCOO exige gobierno andaluz que evalúe los incentivos y medidas puestas en marcha para comprobar su eficacia y que haya un incremento de las actuaciones de la inspección del trabajo.

    12/02/2020.

    URL | Código para insertar

    El secretario de Acción Sindical de la Federación de Servicios de CCOO-A, José Antonio Frejo, ha explicado que la campaña consiste en la presentación de denuncias ante la inspección de trabajo de empresas como Deliveroo, Glovo o Uber Eats, que hacen un uso “fraudulento” de la figura de la persona autónoma. “Las personas que trabajan para estas plataformas mantienen en realidad una relación laboral que se ajusta a la del trabajador o trabajadora por cuenta ajena, y en cambio los obligan a darse de alta como personas autónomas con el único fin de ahorrarse costes, precarizando el empleo”.

    José Luis Prieto, de la Federación de CCOO estatal ha explicado, por su parte, que estas denuncias se están llevando a cabo en otras partes de España y ya están dando resultado. “Es el caso de la sentencia de Madrid contra Deliveroo, por la que 534 personas pasaron a tener una relación laboral directa con la empresa”.

    Asimismo, el sindicato está realizando una labor de acercamiento a las personas que trabajan en el sector de comida a domicilio, “porque existe mucho miedo entre estos trabajadores y trabajadoras a que desaparezca la relación contractual con la empresa”, y ha alertado de los riesgos de salud laboral a los que están sometidos, ya que en la mayoría de los casos, las empresas no les facilitan las medidas de protección adecuadas.

    La responsable de Hostelería de la Federación andaluza, Carmen Ortiz, ha explicado que la acción sindical ha conseguido que estas personas hayan sido reconocidas en el acuerdo marco estatal de hostelería y ha dejado claro que el sindicato “trabaja en cada convenio para mejorar las condiciones de un sector altamente precarizado”.

    La secretaria de Condiciones de Trabajo y Salud Laboral de CCOO-A, Nuria Martínez, ha criticado el uso “erróneo” que del trabajo autónomo se está haciendo tanto por parte de las administraciones públicas como del empresariado. “El gobierno andaluz está haciendo un impulso del emprendimiento a toda costa que, al final, lo único que hace es maquillar las estadísticas del paro porque no genera empleo estable ni de calidad”, ha aseverado.

    Frente a ello, el sindicato ha reivindicado la puesta en marcha de medidas que afloren la realidad de las personas que trabajan como autónomas dependientes, así como la evaluación de los incentivos y medidas que se han venido poniendo en marcha por parte del gobierno para comprobar su eficacia y redefinirlas de manera que vayan encaminadas a la creación de empleo de calidad.

    El perfil de la persona trabajadora es el de un hombre de entre 40-54 años, sin personas a su cargo y cotizando por la base mínima. 1.550 son TRADES y, en consecuencia, muchos de ellos, falsos autónomos.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.