Campaña El valor de lo público

El Gobierno andaluz aprueba el VI Plan del Comercio sin el apoyo de ninguna de las organizaciones sociales con representación en el Consejo Andaluz de Comercio

  • Las organizaciones critican que el Plan contempla una visión del comercio andaluz única y exclusivamente empresarial, reduciendo los intereses de consumidores y personas trabajadoras del sector a la mínima expresión
  • Rompe con los equilibrios y consensos entre los diferentes agentes del sector comercial construidos durante décadas, hay una falta de compromiso con el empleo de calidad en el sector y los intereses de los consumidores no se reflejan en aspectos básicos
  • La elaboración ha sido exprés, 37 días y dos reuniones para trabajar sobre un plan de 4 años en un sector que es el segundo motor económico de Andalucía y aunque las aportaciones de consumidores y sindicatos han sido muchas, se han incluido muy pocas en el texto final

22/11/2019.
Zona comercial

Zona comercial

El Consejo Andaluz de Comercio ha aprobado el VI Plan Integral de Fomento del Comercio Interior de Andalucía 2019-2022 y lo ha hecho con el rechazo de CCOO, UGT y FACUA, y la abstención de Consumidores Al-Andalus. El motivo, como apuntan las organizaciones que el Plan contempla “una visión del comercio andaluz única y exclusivamente empresarial, reduciendo los intereses de consumidores y personas trabajadoras del sector a la mínima expresión”.

Según han explicado, este Plan “rompe conscientemente los equilibrios y consensos entre los diferentes agentes del sector comercial construidos durante décadas y materializados en la Alianza aprobada por el Consejo de Comercio en 2018 donde se acordaban los ejes que determinarían la concreción y el desarrollo del Comercio Andaluz”. “El VI Plan descarta enfoques y objetivos estratégicos definidos expresamente en dicha Alianza reduciendo a lo testimonial todo lo relativo a la Formación en el conocimiento de los derechos de los consumidores hacia los que ejercen su acción comercial y la formación de las plantillas como eje clave de empleabilidad y una transición digital justa, así como el impulso de equilibrios jurídicos, fiscales, laborales y normativos, entre los formatos tradicionales y los nuevos y grandes formatos, y los nuevos formatos comerciales que irrumpen en el sector”.

De ese modo, CCOO y UGT han destacado que “los grandes ausentes de este VI Plan son la falta de compromiso con la calidad del empleo, en un sector feminizado con altos índices de precariedad, parcialidad y temporalidad muy importantes, la falta de medidas en materia de prevención de riesgos laborales, las dirigidas a mejorar la igualdad entre mujeres y hombres o contra el acoso sexual y laboral por razón de género, y la lucha contra la brecha salarial”.

Por su parte, FACUA Andalucía y Consumidores Al-Andalus han resaltado la necesidad de establecer un mercado que suponga un escenario de garantías y transparencia para los consumidores ante un Plan que se centra en potenciar el salto digital del comercio andaluz, encauzando una serie de subvenciones al sector comercial, pero sin complementarlas con elementos suficientes de control que garanticen y potencien la protección de los derechos de las personas consumidoras destacando, además, el escaso compromiso con el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

Las organizaciones señalan además que los intereses de los consumidores no se reflejan en otros aspectos básicos, como la potenciación de los servicios de inspección, en especial dentro del ámbito digital, la formación del sector comercial en el conocimiento de los derechos de las personas consumidoras hacia los que ejercen su acción comercial, o el condicionar las ayudas públicas al efectivo cumplimiento de elementos que doten de una mayor calidad a la relación entre comerciante y persona consumidora.

Por otra parte, sindicatos y consumidores han criticado que la elaboración ha sido “exprés, 37 días y dos reuniones para trabajar sobre un plan de 4 años en un sector que es el segundo motor económico de Andalucía”, y han lamentado que “aunque las aportaciones que han realizado han sido muchas, las inclusiones en el texto por parte de la Dirección General de Comercio, han sido muy escasas”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.