25N

La Ley de medidas contra el cambio climático velará para garantizar que el cambio de modelo energético sea justo y no favorezca la desigualdad

  • La Norma incorpora propuestas de CCOO de gran importancia como la incorporación de la transición justa como elemento rector de la Ley, evitando que la transición de modelo energético se convierta en una nueva fuente de injusticia y desigualdad
  • El sindicato considera que la Ley podría haber sido más ambiciosa en materia de reducción de emisiones y de movilidad

27/09/2018.
Energía eólica

Energía eólica

CCOO ha saludado la aprobación de la ‘Ley de medidas contra el cambio climático’ realizada por unanimidad en el Parlamento de Andalucía, y se ha sumado a los apoyos a la Norma. “Una Ley de estas características responde a la necesidad de actuar contra la desigualdad social tal y como se recoge en la exposición de motivos. “La puesta en marcha de políticas efectivas de lucha contra el cambio climático es, más allá de su dimensión puramente ambiental, una cuestión de justicia social puesto que, en ausencia de medidas adecuadas, el cambio climático solo conducirá a un agravamiento de la preocupante desigualdad social actual”.

La Ley ha tenido un largo recorrido de debate social y parlamentario, y gracias al debate se han incorporado algunas consideraciones sindicales de relevancia como la incorporación de la transición justa como elemento rector de la Ley cuando se dice “transición justa, de acuerdo con el cual debe protegerse adecuadamente a aquellos que, sin ser responsables de la degradación ambiental, se vean perjudicados por las medidas necesarias para corregirla, evitando que la transición de modelo energético se convierta en una nueva fuente de injusticia–y desigualdad”.

Pese a que en la Ley se establecen unos objetivos de reducción de emisiones para el año 2030 en un 18% respecto a las emisiones del año 2005, CCOO considera que la Norma podría haber sido más ambiciosa esta materia y, especialmente podía haber incorporado aspectos centrales de la Ley de movilidad, responsable de una parte importante de las emisiones difusas.

El sindicato considera, en cambio, muy positivo, el compromiso de realizar un Plan andaluz por el clima, en el plazo de dos años, por el que sus determinaciones obligan a todas las administraciones, personas físicas o jurídicas. “Ahora la Norma obliga a todos los municipios a realizar planes de actuación contra el cambio climático en el marco de las determinaciones del Plan andaluz, cuando antes solo se obligaban a los de más de 50.000 habitantes”.

Otro aspecto a resaltar es que la Ley recoge la creación del Consejo Andaluz del Clima como órgano de participación ciudadana, órgano que junto al Consejo interdepartamental del Gobierno, son elementos básicos para garantizar el cumplimiento de los objetivos previstos en la Ley. “La Norma tiene una gran potencialidad pero su éxito dependerá en gran medida de celeridad del gobierno en su ejecución”, ha apostillado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.