Movilizaciones 22 mayo
Movilizaciones 25 mayo Málaga

Andalucía tiene que participar en el debate constitucional y los partidos tener una voz unánime para recuperar el espíritu del 4D

  • El 4 de diciembre de 1977 Andalucía se echó a la calle y rompió una de las grandes ataduras que se buscaban en la Transición, establecer una España de dos velocidades
  • Hemos avanzado mucho en estos cuarenta años pero la crisis ha caído como una losa y toca volver a luchar por una autonomía justa
  • “Estamos hablando de las cosas del comer y hay que recuperar la ilusión y la esperanza para que en este país no haya trabajadores de primera y trabajadores de segunda”.

04/12/2017.

URL | Código para insertar

Momento de la rueda de prensa sobre el 4D

Momento de la rueda de prensa sobre el 4D

Hace cuarenta años Andalucía se echaba a las calles para reivindicar su autonomía y con tal motivo, CCOO y UGT han presentado un manifiesto en el que ambos sindicatos reivindican la vuelta a ese espíritu reivindicativo que marcó el inicio del proceso autonómico de Andalucía.

La secretaria general de CCOO-A, Nuria López, ha recordado que ese día “se produjo la mayor movilización social que ha habido en nuestra tierra. Andalucía se echó a la calle y rompió una de las grandes ataduras que se buscaban en la transición, establecer una España de dos velocidades”. Con ese acto, “donde CCOO y UGT fuimos actores principales, iniciamos nuestro proceso autonómico dentro del marco constitucional que estaba configurándose y que tuvo su culmen en el Estatuto de Autonomía”.

López ha señalado con orgullo que “Andalucía conquistó en la calle pero también en las urnas con el referéndum nuestro estatuto de Autonomía y nuestra posición política por derecho propio”, si bien ha lamentado que “ese día de ilusión colectiva se viese teñida de luto por el asesinato del sindicalista de CCOO, García Caparrós”, a quien ha dedicado unas palabras.

Tanto la secretaria general de CCOO-A como su homólogo en Sevilla, Alfonso Vidán, han coincidido en apuntar “que han sido muchos los avances en derechos en estos años donde las comunidades autónomas han jugado un papel muy importante ya que han sido ellas las que han provisionado derechos fundamentales como la salud, la educación o los servicios públicos”. “El autogobierno ha permitido que muchos trabajadores y trabajadoras y sus familias puedan alcanzar esos derechos, conquistar cotas de igualdad y romper los desequilibrios que Andalucía venía sufriendo desde la época franquista y que quisieron seguir imponiendo”, han declarado los dirigentes.

No obstante, López ha recalcado que “aunque con la autonomía dimos un salto como sociedad, muchas cosas se quedaron en el tintero como desarrollo de las infraestructuras de manera integral, de los sectores productivos, del campo andaluz o la industria que aún no ha llegado a nuestra tierra como debería, junto a una mentalidad empresarial con visión cortoplacista”.

En ese punto, ha puntualizado que en 2007 se reformó el Estatuto de Autonomía y se generó un gran pacto de convivencia con la modificación de los estatutos de España de segunda generación, lo que permitió que se aumentaran las competencias, alcanzar mayores cotas de autogobierno e introducir nuevos derechos como una renta básica, vivienda, dependencia o infraestructuras. Sin embargo, como han explicado López y Vidán, la crisis “cayó como una losa y se han vuelto a asfixiar esos derechos con los planes de ajuste, los techos de gasto y las restricciones cuotas de reposición”.

“Para CCOO en estos momentos, la verdadera crisis de España no es territorial sino social, de convivencia y de empobrecimiento de los trabajadores y trabajadoras y sus familias, de ahí que reivindiquemos que si se habla de revisar la Constitución, Andalucía no quede fuera del debate, donde tenemos que proponer y participar aportando una visión solidaria e incluyente en la que tenga cabida la igualdad de oportunidades”. Para ello, el sindicato apunta la necesidad de que los presupuestos generales de 2018 reconozcan las inversiones que necesita Andalucía y un modelo de financiación justo y suficiente que garantice la igualdad de las personas independientemente de donde vivan.

Para que eso sea factible, los dirigentes consideran “esencial” recuperar el espíritu del 77 y reivindicar desde la realidad de los centros de trabajo que haya una posición unánime de los partidos políticos para defender lo que nos une “que es Andalucía, los andaluces y las andaluzas y la igualdad de oportunidades de los trabajadores y trabajadoras de este país. Estamos hablando de las cosas del comer y hay que recuperar la ilusión y la esperanza para que en este país no haya trabajadores de primera y trabajadores de segunda”, apostillan.

Documentación asociada
Documentación asociada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.