Encuentros sindicales con el tercer sector ONGs
Huelga 2 horas 8M - Día Internacional de la Mujer

Hay que democratizar la democracia para que en el proyecto colectivo de convivencia nadie quede en el camino

  • Gobernar la política sin presencia de los agentes económicos y sociales supone restar eficacia, por eso reclamamos participar en el diseño de las políticas públicas.
  • La reforma laboral ha sido la piedra angular utilizada por el PP para intentar acabar con el movimiento sindical de clase y confederal, y la causante del aumento de la pobreza y del crecimiento de la desigualdad en nuestro país

06/11/2017.
Nuria López en el acto de Forum Europa

Nuria López en el acto de Forum Europa

La secretaria general de CCOO Andalucía, Nuria López, ha participado en el desayuno coloquio organizado por Fórum Europa, donde ha hecho una radiografía de la situación laboral, económica, política y social del momento y ha puesto sobre la mesa el papel que quiere jugar la organización en este nuevo panorama. “Nuestra organización está preparada para afrontar los retos del mundo del trabajo y organizar más y mejor a las personas trabajadoras en esa amplia diversidad que existe hoy y lo haremos con la fuerza colectiva de las más de 150.000 personas afiliadas y cotizantes y de los casi 14.000 delegados y delegadas que representan a sus compañeros y compañeras en los centros de trabajo a donde siempre encontrarán a CCOO”.

Dicho esto, la dirigente sindical ha hecho un análisis de lo general a lo concreto, empezando por una defensa de la democracia como “vehículo a través del que se sustancia el proyecto colectivo de convivencia que desde la solidaridad establece los cauces necesarios para que nadie quede en el camino”, y ha manifestado que es necesario “democratizar la democracia”. “Gobernar la política sin presencia de los agentes económicos y sociales supone restar eficacia, por eso reclamamos participar en el diseño de las políticas públicas y reclamamos una Ley de Participación Institucional para 2018”.

Para el sindicato, el núcleo del conflicto actual “se ancla en la desigualdad, en el empobrecimiento, la precarización y la pobreza que está sufriendo la clase trabajadora”. “Europa se ha ido alejando cada vez más del proyecto social que llevó a su constitución con cierre de fronteras, y negación política de acogimiento a las personas refugiadas; mientras tanto, en España la reforma laboral ha sido la piedra angular no solo para intentar acabar con el movimiento sindical de clase y confederal, sino que ha sido la causante del aumento de la pobreza y del crecimiento de la desigualdad”.

En el caso de Andalucía, donde priman la precariedad, la temporalidad en las contrataciones, donde ha aumentado la brecha salarial con las mujeres que supera el 25%, un paro juvenil que ronda la tasa del 40%, y 90 personas trabajadoras muertas al intentar ganarse la vida, 20 más que el año pasado, “son datos que tienen que sacarle los colores a gobiernos, por el deterioro de los servicios públicos y derechos laborales, y a una parte del empresariado que ha aprovechado esa situación para sacar ventaja precarizando y provocando devaluación salarial sin precedentes”. “En CCOO somos defensores de la teoría del ganar-ganar, y queremos que nuestras empresas ganen pero que esa ganancia llegue a los trabajadores y trabajadoras porque Andalucía pierde el tren de convergencia con la media europea y se aleja peligrosamente de la media nacional”.

El capítulo presupuestos también ha ocupado parte del discurso de la dirigente sindical quien ha dicho al respecto que “ante los datos que indican que estamos creciendo en términos económicos, no es entendible, coherente ni justo que los PGE para 2018 vuelvan a recortar en sanidad, educación, dependencia, protección social o políticas de empleo”.

Asimismo, la dirigente considera “injusto” que se siga impidiendo la subida salarial. “El consumo depende de los sueldos de los trabajadores y las trabajadoras y esa subida permitiría impulsar la generación de bienes y servicios de las empresas y con ello la necesidad de crear puestos de trabajo. Todo ello contribuiría a mejorar nuestras pensiones reforzando el sistema desde la base, vía cotizaciones, y mejoraría los servicios públicos y los sistemas de protección pudiendo poner en marcha la tan reclamada por CCOO por urgente y necesaria renta mínima”.

En el caso de Andalucía, el sindicato no comparte el cambio hecho sobre el impuesto de sucesiones, y ha abogado por más recursos para Políticas Activas de Empleo, por un plan de inclusión laboral, darle un impulso al SAE, la devolución a través de un plan extraordinario de formación de los más de mil millones de euros que se han generado durante el tiempo que han estado paralizadas las PAE, por impulsar las cláusulas sociales, más presencia de igualdad en los presupuestos y mayor dotación para fomentar la salud y seguridad del trabajo. “Para CCOO es imprescindible reclamar juntos que Andalucía ocupe el lugar que le corresponde en el reparto de los PGE para tener plan de empleo y sistema financiación justo que garantice la igualdad de oportunidades”.

Propuestas sindicales

La líder de CCOO ha demandado en su intervención un nuevo contrato social “que permita reconciliar la economía de mercado con el progreso social, la igualdad de oportunidades y la democracia, y apuntale la recuperación desde una política fiscal que permita salir de la crisis sin dejar a nadie en el camino”.

La central asevera que “reconstruir socialmente este país, muy tocado por la crisis, requiere hacerlo desde la base, reconstruyendo el cuadro de derechos de los trabajadores y trabajadoras y, para eso las empresas, tienen que cambiar el chip y modernizarse hacia un modelo más flexible, y de complicidad con su plantilla porque ya no se sostiene que los trabajadores y trabajadoras van a ser más productivos con bajos salarios y contratos precarios. Tienen que prestar más atención al clima laboral”.

Por otra parte, López ha explicado que Andalucía necesita recuperar con fuerza su propia agenda económica y social, en la que CCOO quiere hablar de construcción sostenible, de vivienda, de turismo sin cara B, de industria, de un sector agrario que transite hacia un modelo de desarrollo no especulador y sostenible y de ayudas supeditadas a que no se explote, a que no se abuse de las personas trabajadoras, y a que haya convenios dignos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.