Afíliate

Son necesarios planes de movilidad sostenibles que mejoren los accesos a los centros de trabajo y la calidad del medio ambiente

  • Es necesaria una alternativa de movilidad que consiga cambiar el modelo imperante del uso del vehículo privado, ya que en la mayoría de los núcleos de actividad económica "los servicios de transporte público son muy reducidos y los transportes de empresa son casi inexistentes e implica la exclusión de muchas personas, siendo las mujeres las más perjudicadas"
  • El sindicato exige que las Administraciones y las empresas pongan urgentemente sobre la mesa planes de movilidad sostenibles, se incorpore la movilidad 'in itinere' a la evaluación de riesgos y se integre el plan de movilidad con la política de prevención de riesgos laborales en la empresa y, a su vez, reclama "sacar del cajón la Ley de Movilidad Sostenible que el Gobierno andaluz lleva guardando desde 2014"

15/09/2017.
Semana Europea de la Movilidad 2017

Semana Europea de la Movilidad 2017

Entre los próximos días 16 y 22 de septiembre se celebra la semana europea de movilidad sostenible, una semana en la que el sindicato continuará reclamando una adecuada estrategia de transporte y planes de movilidad sostenibles en los centros de trabajo y en los polígonos industriales de toda Andalucía, que aporten ventajas para el medio ambiente y a la salud de las personas.

Para el secretario de Cohesión Territorial y Sostenibilidad de CCOO-A, Rafael Rodríguez, ”es necesario una alternativa de movilidad que consiga cambiar el modelo imperante del uso del vehículo privado”, ya que supone el 66% de los desplazamientos que se realizan por motivos laborales, que son el 35% del total de todos los desplazamientos. Por ello "uno de los objetivos prioritarios es promover la movilidad sostenible, segura y equitativa que garantice un acceso seguro al centro de trabajo".

Para el responsable sindical, este alto porcentaje es debido “al deficiente o inexistente transporte público accesible a los centros de trabajo que hace un uso obligado del coche a una parte importante de los trabajadores y trabajadoras. La dispersión de los polígonos industriales y centros de actividad económica sobre el territorio o las malas condiciones del espacio público, que impiden desplazarse cómodamente y de forma segura a pie o en bicicleta, ha hecho del automóvil casi la única alternativa ante la distancia existente entre el lugar de residencia y la empresa ".

En la mayoría de estos núcleos de actividad económica "los servicios de transporte público son muy reducidos y los transportes de empresa son casi inexistentes". De este modo, no disponer de vehículo propio o, como mínimo, de permiso de conducir que permita utilizarlo, "implica la exclusión de muchas personas a entornos laborales sin transporte colectivo u otras alternativas de ecomovilidad, siendo las mujeres las más perjudicadas". Esta situación ha hecho que los accidentes 'in itinere' se hayan convertido en la primera causa de accidentes laborales, con una media de 20.000 accidentes anuales".

A todo esto hay que sumar los atascos de tráfico que se producen diariamente en las entradas y salidas de las ciudades, en los que coinciden miles de vehículos en determinadas horas del día, y que conllevan una pérdida significativa de tiempo de las personas y un aumento del tiempo dedicado al trabajo. "Esto implica que algunas de las mejoras que se consiguen mediante la negociación colectiva, como por ejemplo la reducción del cómputo total de horas anuales laborables, se acaben perdiendo en tiempo y dinero a consecuencia de los desplazamientos, y suponga una mayor dificultad para conciliar la vida familiar y un aumento del estrés de los trabajadoras y las trabajadoras".

Aunque ha mejorado sensiblemente la eficiencia de los motores y de los combustibles, para Rafael Rodríguez " el transporte sigue siendo uno de los principales responsables de la mala calidad del aire de nuestras ciudades" y ha recordado "que es el causante del 34% de las emisores de CO2 de Andalucía, contaminante precursor del Cambio Climático".

A pesar de esta realidad, CCOO viene adoptando diversas iniciativas de movilidad y de negociación con las patronales y administraciones, como son los acuerdos para mejorar el transporte en el polígono de la Isla de la Cartuja de Sevilla, en el Parque tecnológico de Málaga, la puesta en marcha del tranvía de Jaén, los cercanías de Cádiz y el autobús de empresa en varios centros de trabajo.

Para la central sindical estos acuerdos parciales y puntuales son insuficientes y exige que las Administraciones y las empresas pongan urgentemente sobre la mesa planes de movilidad sostenibles, incorporen la movilidad 'in itinere' a la evaluación de riesgos y se integre el plan de movilidad con la política de prevención de riesgos laborales en la empresa y reclama "sacar del cajón la Ley de Movilidad Sostenible que el Gobierno andaluz lleva guardando desde 2014, para que se transforme en un plan sostenible, creíble, concreta y eficaz que resuelva los problemas de desplazamiento de las personas trabajadoras y de la ciudadanía en general".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.