Comisiones Obreras de Andalucía | 23 junio 2024.

  • Sectores

    CCOO exige al Gobierno andaluz y al Consejero de Turismo que dejen de hacer “paripés” y aborde con rigurosidad la implantación de la tasa turística

      El turismo es un sector clave para la economía andaluza, pero debe convivir y desarrollarse de manera sostenible con los derechos de las personas trabajadoras y los derechos de la ciudadanía. Hay tensiones, malestar y problemas que no se pueden obviar y esconder (como el desgaste por el uso de nuestros servicios públicos, como indica la propia encuesta elaborada por la Junta), y menos por los dirigentes y gestores políticos. La tasa turística es una necesidad para reforzar los servicios públicos ante la llegada constante de visitantes a nuestra comunidad, para luchar contra la precariedad en el sector y reinvertir esta tasa en la conservación de nuestro patrimonio y actividad cultural. Aquellos que hacen turismo y utilizan los transportes, la sanidad si lo necesitan, las infraestructuras públicas, o son atendidos por personas trabajadoras con cualificación y condiciones que debieran ser dignas, y merman -cuando no encarecen- el parque de viviendas disponible, deben contribuir en mayor medida a su sostenimiento.

      28/05/2024.
      Foto: Pexels

      Foto: Pexels

      Tras la reunión mantenida con el Consejero de Turismo, la FAMP y el empresariado con motivo de la necesidad de implantar una tasa turística, desde CCOO de Andalucía entendemos que se ha producido un puro paripé, utilizando esta reunión para posicionar a todos en línea con el rechazo a la tasa, o desinflar el debate mediante la creación de un “Observatorio de Sostenibilidad Turística” -ad hoc- que para lo único que servirá será para contener a aquellos que exijan la implantación de la tasa turística. Prueba de ello es que en su diseño solo integrará a municipios, empresarios y la propia Junta dejando fuera a la representación de la sociedad civil, incluidos los sindicatos mayoritarios (UGT y CCOO) que representan a los miles y miles de personas trabajadoras del turismo y resto de servicios, es decir, aquellos que realmente sufren las consecuencias del turismo masificado y del deterioro de los servicios públicos.

      Para la secretaria general de CCOO de Andalucía, Nuria López, “se intenta tapar un problema real que tenemos la ciudadanía de Andalucía porque si es un problema de recursos y de sostenibilidad,.. ¿por qué nos suben el IBI los ayuntamientos, por qué nos suben las tasas basuras, por qué nos cobran para acceder a los museos limitando el acceso a la cultura, por qué no encontramos las personas trabajadoras una vivienda y los jóvenes tienen que pagar precios en sus alquileres insoportables, o por qué las personas trabajadoras cuando vamos a trabajar tenemos que pagar aparcamiento?”.

      Para CCOO de Andalucía, la tasa turística vendría a intentar resolver un problema real que está afectando a la vida de los ciudadanos y de las ciudadanas de Andalucía, por lo que desde el sindicato exigimos que se afronte un debate serio y riguroso. La tasa turística es una necesidad para reforzar los servicios públicos ante la llegada constante de visitantes a nuestra comunidad, para luchar contra la precariedad en el sector y reinvertir esta tasa en la conservación de nuestro patrimonio y actividad cultural. Aquellos que hacen turismo y utilizan los transportes, la sanidad si lo necesitan, las infraestructuras públicas, o son atendidos por personas trabajadoras con cualificación y condiciones que debieran ser dignas, y merman -cuando no encarecen- el parque de viviendas disponible, deben contribuir en mayor medida a su sostenimiento.

      Para López “el Gobierno andaluz lo vuelve a hacer, gobierna para unos pocos y no para la mayoría social, no queriendo molestar al empresariado y sin importarles el deterioro de los servicios públicos para posteriormente forzar la entrada de lo privado. Exigimos que el Gobierno andaluz esté para resolver los problemas de las personas trabajadoras y la ciudadanía, y no puede solo atender al interés de las empresas. Desde CCOO exigimos que el Gobierno andaluz tenga sensibilidad y escuche a las personas trabajadoras y a la ciudadanía, integrándolas en los debates y decisiones, cuestión que por ahora no está haciendo”.