Comisiones Obreras de Andalucía | 18 abril 2024.

  • Sectores

    CCOO alerta de que el número de pacientes por médico de familia en Andalucía es mayor que en el resto del Estado

      Un informe de la federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Andalucía (FSS-CCOO Andalucía) sobre la situación de la Medicina de Familia y Pediatría de Atención Primaria del Servicio Andaluz de Salud (SAS) revela que la comunidad autónoma tiene una ratio de 1.425 personas asignadas por médico de familia, una cifra superior a la media española. Andalucía es la sexta con mayor ratio y, en gran medida, se debe a que el número de médicos de familia sólo ha crecido un 0,8% desde 2019. En el caso de Pediatría, los datos que maneja CCOO muestran un promedio de 905 menores asignados por pediatra, consecuencia de la disminución de la natalidad; mientras que crece el número de profesionales en el resto de España, en Andalucía se reduce.

      21/02/2024.
      Pediatra. Fuente: Pressfoto (Freepik)

      Pediatra. Fuente: Pressfoto (Freepik)

      La federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Andalucía ha elaborado un informe sobre la Medicina de Familia y Pediatría de los equipos de Atención Primaria del SAS, es decir, de los médicos de familia y pediatras que tienen asignados un cupo de pacientes. Este estudio, realizado a partir de datos recientemente publicados por el Ministerio de Sanidad, coincide en el tiempo con la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que abordó el 9 de febrero las dificultades que continúa padeciendo la Atención Primaria.

      El informe de CCOO retrata la Atención Primaria a finales de 2022, pero su situación no es muy diferente a la que conoceremos, el próximo año, de 2023. Las estadísticas sanitarias siguen manteniendo un retraso histórico que, en realidad, certifica los escasos cambios de un año a otro. La Atención Primaria mantiene sus problemas, que corren el riesgo de hacerse endémicos: saturación de los profesionales, alta carga de tareas burocráticas, falta de sustituciones, ausencia de previsión ante picos recurrentes de demanda o demoras para la obtención de una cita, así como seguir estando “relegada a un segundo plano” por parte de la Administración.

      Los datos analizados en este informe rubrican las denuncias realizadas por profesionales y usuarios sobre la situación de un nivel de atención que “debería ser vertebrador” del sistema sanitario. Andalucía tiene una ratio de 1.425 personas asignadas por médico de familia, una cifra superior a la media española y que, además, se ha incrementado tras la pandemia. De esta forma, es la sexta comunidad autónoma con mayor ratio. Y se debe, en gran parte, a que el número de médicos de familia sólo ha crecido un 0.8% desde 2019.

      En el estudio de CCOO también se revela que el 65% de los distritos sanitarios de Andalucía tienen ratios de personas asignadas por médico de familia mayor que la media española y que hay cuatro provincias en las que más de la mitad de los médicos tienen cupos mayores a 1.500 pacientes -Sevilla, Huelva, Almería y Málaga-, cuando la exigencia del Pacto por la mejora de la Atención Primaria es de reducir esa cifra a 1.300 este año y a 1.200 en 2028. Esto supone tener que actuar sobre el 63% del total de cupos de médicos de familia en Andalucía, sin embargo, la tardanza con la que se está realizando hace muy difícil que se alcance el objetivo.

      En el caso de la Pediatría de Atención Primaria los datos muestran un promedio de 905 menores asignados por pediatra, consecuencia, en realidad, de la disminución de la natalidad, ya que el número de pediatras se está reduciendo en Andalucía mientras que crece en el resto de España. No obstante, más del 4% de los cupos supera los 1.250 pacientes, sobre todo en provincias como Almería y Málaga donde el porcentaje llega casi a cuadriplicarse. Eso hace que, a pesar de que la media por profesional esté cerca al objetivo pactado de 900 personas asignadas por pediatra, haga falta corregir el 24.8% de los cupos de pediatría en Andalucía, una cifra que queda bastante lejos de lo que hasta ahora está realizando el SAS.

      En este informe se ha visibilizado la situación real de la Atención Primaria en Andalucía. El Pacto para la mejora de la Atención Primaria es un buen punto de partida, pero, en primer lugar, hay que cumplir lo pactado y en los plazos acordados. “Desde CCOO defendemos que, además, hay que seguir potenciando la Atención Primaria, no sólo aumentando el número de plazas MIR, sino fomentando su atractivo, lo que pasa por acelerar la desburocratización, por incrementos retributivos, aumento de la autonomía y capacidad de resolución diagnóstica y terapéutica, flexibilidad de la jornada de trabajo, entre otras propuestas que hemos hecho saber al SAS y que recogemos en el informe”, mantiene el responsable del gabinete de análisis y estudios de la FSS-CCOO Andalucía, Daniel Gutiérrez.

      La publicación de este estudio es también una llamada de atención al SAS por la “extraordinaria lentitud” en la aplicación de las medidas acordadas por la mayoría de sindicatos de la Mesa Sectorial y el propio SAS en el Pacto por la mejora de la Atención Primaria, que fue el resultado de la presión sindical y ciudadana y que recibió un empuje definitivo con la firma entre el Gobierno andaluz y CCOO, como primer sindicato de Andalucía, del Pacto social y económico por el impulso de Andalucía.