Comisiones Obreras de Andalucía | 24 abril 2024.

  • Sectores

    CCOO advierte del avance de la privatización en 2022 en la educación pública andaluza

      En el balance de gestión anual la improvisación y dejadez han sido la tónica general dejando poco margen a la planificación y a la atención de las necesidades reales del sistema educativo andaluz

      30/12/2022.
      Foto: Pexels

      Foto: Pexels

      En el fin de este 2022, la secretaria general de CCOO enseñanza de Andalucía, Marina Vega, ha hecho un balance de la gestión realizada por el gobierno de Juanma Moreno en la Consejería de Desarrollo Educativo y Formación Profesional en la que los buenos resultados han quedado lejos, y la improvisación y la dejadez en algunos sectores de la enseñanza andaluza han sido la tónica general, especialmente durante los últimos meses.

      Según la responsable sindical: “este curso se ha caracterizado por la aplicación de medidas que han obviado las necesidades reales de la educación pública en nuestra tierra y por un preocupante avance de la privatización en todos los sectores de la enseñanza, en especial en la formación profesional y las universidades”. “Para CCOO resulta preocupante que se esté propiciando la falta de plazas en la FP de los centros públicos para facilitar el crecimiento de la oferta privada y los 'chiringuitos´ de amigos, lo que rompe el principio de igualdad de oportunidades”, puntualiza la responsable sindical.

      Igualmente, Vega ha manifestado que “seguimos sin entender cómo desde la Consejería de Desarrollo Educativo no se ve como una oportunidad histórica el descenso de la natalidad en nuestra tierra. Debería aprovecharse esta circunstancia para mejorar la ratio y no para suprimir unidades y reducir el profesorado”. “Además, durante todo el año hemos continuado sin las PTIS necesarias (las llamadas monitoras de educación especial) y cuando a éstas se las ha nombrado ha sido tras movilizaciones de las familias en las que CCOO ha estado siempre presente. Sin embargo, las profesionales contratadas lo han hecho en precario por empresas externas, una cuestión discriminatoria que afecta directamente a la inclusión educativa y a la atención a la diversidad y por la cual desde nuestro sindicato seguimos trabajando para poner fin.”

      La secretaria sindical ha añadido que “por otro lado, tenemos a las intérpretes de Lengua de signos, una categoría profesional que sigue sin dotarse con personal propio, y que el existente trabaja en precario; a lo que debemos añadir las numerosas plazas de Personal de Administración y Servicios que, por una mala gestión y criterios economicistas, siguen sin nombrarse en los centros educativos.”.

      Otras cuestiones mencionadas, en dicho balance, en las que la Administración pública andaluza ha hecho aguas es en el reiterado incumplimiento de la ampliación de horario de las monitoras escolares a 35 horas semanales (tiempo completo) a pesar del compromiso ya adquirido con ellas para llevarlo a cabo. Y también, pese a que según la Junta se ha realizado un esfuerzo en cuanto a inversión pública en las instalaciones educativas en numerosos municipios andaluces, el gasto en infraestructuras deja mucho que desear: goteras en centros, (Huelva, Cádiz y Córdoba), falta de climatización de numerosos colegios en los que se están viviendo situaciones climáticas extremas de frío y calor, y así, un largo etcétera.

      Por todos estos motivos, desde la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía no pueden felicitar a la Consejería de Desarrollo Educativo por la gestión llevada a cabo durante este año, y esperan que con la llegada de 2023 se sienten las bases para, entre otros asuntos, se revierta el empleo privatizado que existe en la Educación pública y se desarrolle de manera urgente la aplicación del plan de bioclimatización en los centros educativos andaluces; para que se haga viable la actividad docente durante todo el periodo escolar así como la no supresión de más aulas y la apertura de las que ya cerraron.