Comisiones Obreras de Andalucía | 18 abril 2024.

  • Sectores

    La Andalucía de la clase trabajadora

      Ese voto, el tuyo, el mío, el de cada trabajador o trabajadora, es el que puede hacer que, en los próximos cuatro años, Andalucía crezca de una manera social, económica y laboralmente justa

      25/06/2022.
      eldiario.es

      eldiario.es

      La sociedad andaluza enfrenta los próximos comicios electorales autonómicos en un escenario de deterioro económico y social cuyas causas están principalmente sustentadas en las secuelas de las crisis; la de 2008, la presente crisis pandémica y la energética, con el escandaloso alza de los precios de la electricidad y los carburantes, que posteriormente se ha agravado por el estallido de la guerra en Ucrania.

      Asimismo, el escenario de desempleo estructural, devaluación de los salarios y empobrecimiento generalizado de las familias, unido a la puesta en marcha de unas políticas regresivas y antisociales desarrolladas durante la última legislatura en Andalucía, han provocado, entre otros efectos, el continuo deterioro de los servicios públicos como la educación, la sanidad o la dependencia y el conjunto de los servicios sociales.

      Por eso, este 19J, los andaluces y andaluzas tenemos una cita decisiva porque está en nuestra mano elegir las políticas sobre las que pivotará nuestra tierra durante los próximos cuatro años. Y hay que partir de dos premisas; que el voto es el instrumento clave para determinar esas políticas y que el voto trabajador vale lo mismo que el voto del empresario, empresaria, que el voto del gran accionista, o que el voto del Gobernador del Banco de España.

      Y ese voto, el tuyo, el mío, el de cada trabajador o trabajadora, es el que puede hacer que, en los próximos cuatro años, Andalucía crezca de una manera social, económica y laboralmente justa.

      Así lo hemos recogido en el documento 'Unas elecciones andaluzas para mejorar la vida de las personas y construir una Andalucía social, económica y laboralmente equitativa’ que hemos elaborado y presentado públicamente y a partidos políticos. Un documento con propuestas en las que exigimos que en la agenda política del Gobierno que salga vencedor el próximo 19 de junio, el empleo con derechos, la lucha contra el paro, la igualdad, los servicios públicos de calidad, la sostenibilidad, el desarrollo de sectores productivos, la cohesión social, la justicia social, los servicios sociales fuertes, la violencia de género cero o erradicar la siniestralidad laboral, sean elementos esenciales.

      Propuestas que toman nuestro Estatuto de Autonomía como pilar y que apuestan por partidos que se comprometan con los preceptos que en él se recogen y que marcan la senda para una Andalucía de progreso. Por eso es decisivo ir a votar y hacerlo por opciones que lleven en sus programas resolver los problemas de la clase trabajadora, y políticas concretas que mejoren su día a día, porque la situación en nuestra tierra requiere de numerosas medidas de emergencia social pero también a largo plazo.

      Desgraciadamente hay partidos que ponen en riesgo nuestra democracia y los valores recogidos en la Constitución y Estatuto, suponiendo un peligro para los avances de los derechos de las personas trabajadoras

      Y desgraciadamente hay partidos que ponen en riesgo de manera importante nuestra democracia y los valores recogidos en la Constitución y nuestro Estatuto de Autonomía, suponiendo un peligro para los avances de los derechos de las personas trabajadoras.

      Y que además se olvidan que UGT y CCOO son los sindicatos mayoritarios en España y Andalucía, y que están recogidos en el art.7 de la Constitución Española, esa que tanto dicen defender. Poner en duda todo esto no suena más que a discurso trasnochado contra los que lucharon por la libertad de todas y todos los españoles ayer, y los que luchan por los derechos de las personas trabajadoras y de los más desfavorecidos hoy.

      Utilizan argumentos demagógicos, falsos y violentos que demonizan, denigran y faltan el respeto a los más de 157.000 afiliados y afiliadas a CCOO que con su cuota sustentan al sindicato -CCOO de Andalucía se financia con sus ingresos en un 93%...que les quede claro...solo un 7% de los ingresos no son cuotas- , y además a cientos de miles de delegados y delegadas sindicales (casi 15.000 de CCOO en Andalucía). No olvidemos que las organizaciones sindicales no son entes abstractos, ellas y ellos son los que las conforman, y día a día dan la cara para defender a sus compañeros y compañeras, incluso jugándose sus puestos de trabajo, siendo además elegidos cada 4 años en las elecciones sindicales.

      Unas elecciones sindicales con un proceso muy similar al de las elecciones políticas, que garantiza la participación democrática de las personas trabajadoras para elegir a sus legítimos representantes, es decir, es la máxima expresión de democracia en los centros de trabajo. Sin embargo, todo esto se oculta conscientemente por algunos partidos políticos con discursos estridentes, populistas y autoritarios, con el único afán de favorecer a las grandes empresas y a los más pudientes, y desprestigiar a las organizaciones sindicales porque saben bien que luchan por la igualdad, justicia y un reparto más justo de la riqueza.

      Estamos ante la oportunidad de decirle con nuestro voto a los partidos políticos que la demagogia, el griterío y el chiste fácil no llenan el carro de la compra ni pagan la hipoteca del piso de los trabajadores y las trabajadoras

      Es hora de reescribir la historia de Andalucía con la igualdad y los derechos por bandera, con medidas progresistas que busquen acabar con el paro, la precariedad, la siniestralidad laboral y contra la violencia machista que duele y mata a mujeres cada día, reforzando prioritariamente los servicios públicos y la vertebración y cohesión social de Andalucía a través de nuestros pueblos, ciudades y localidades para que sigan teniendo futuro.

      Estamos ante la oportunidad de decirle con nuestro voto a los partidos políticos que la demagogia, el griterío y el chiste fácil no llenan el carro de la compra ni pagan la hipoteca del piso de los trabajadores y las trabajadoras; que en Andalucía somos gente seria y que sabemos que, lejos de triunfalismos, titulares vacíos o política de maquillaje que esconden nada, son las propuestas progresistas las que permiten avanzar.

      Por eso, en CCOO estamos convencidas y convencidos de la necesidad y la importancia de que las mujeres, la juventud, los trabajadores y trabajadoras y la ciudadanía al completo, depositen su voto en las urnas este 19J, porque el voto trabajador es capaz de cambiar encuestas y escribir su propio futuro. Es el camino para que la historia de Andalucía se enmarque en la senda que merecen nuestra tierra y su clase trabajadora. ¡A votar!