CCOO, con mayor Orgullo

Emplazamos al Gobierno a aprobar la derogación de la reforma de pensiones de 2013 antes de las elecciones generales

    Tras conversaciones con la mayor parte de los portavoces parlamentarios, se ha constatado que, finalmente, ha sido imposible reeditar en la Comisión Parlamentaria del Pacto de Toledo un nuevo acuerdo de recomendaciones en materia de Seguridad Social. CCOO lamenta la oportunidad perdida, cuando nos consta que se habían producido avances relevantes en los últimos meses, con un apoyo muy mayoritario en el seno de la Comisión Parlamentaria.

    21/02/2019.
    La hucha de las pensiones se agota

    La hucha de las pensiones se agota

    La no aprobación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado, que ha dado como resultado la anticipación del fin de la legislatura, se cobra así una nueva y relevante víctima. Éramos conscientes de que, por distintos motivos, distintos grupos parlamentarios tenían poco interés, una vez anunciada la convocatoria de elecciones, en dar salida a una reedición de un Pacto de Estado tan necesario como este.

    Sin perjuicio del comportamiento de cada grupo en el seno de la reunión de esta mañana, que debe ser explicado por cada uno de ellos a la sociedad y así se está produciendo, esta situación vuelve a poner en evidencia la necesidad de tejer consensos básicos en una materia tan relevante para millones de personas, protegidas hoy o en el futuro, con nuestro sistema de Seguridad Social.

    En cualquier caso, lo que resulta inaplazable es volver a colocar la situación de nuestra Seguridad Social en el marco del consenso previo alcanzado en 2011, tanto en el ámbito político, con las Recomendaciones aprobadas aquel año, como en el del Acuerdo en el seno del Diálogo Social.

    Por ello, CCOO emplaza al Gobierno a garantizar la presentación en esta legislatura de una iniciativa para derogar la reforma de pensiones de 2013, que debe ser convalidada en las Cortes si, como creemos, cuenta con los apoyos necesarios, para retornar a la situación de consenso anterior, que debe servir como base para recuperar en la próxima legislatura la cordura y el marco de acuerdos amplios en el ámbito político y social.

    Resulta más que deseable que esta iniciativa tenga el acuerdo previo de los interlocutores sociales (organizaciones sindicales y empresariales), culminando el proceso de concertación que habíamos iniciado y que también se encuentra avanzado. En cualquier caso, el Gobierno tiene la responsabilidad de que la iniciativa legislativa se produzca en tiempo útil para su aprobación, publicación en el BOE y consiguiente entrada en vigor antes de las elecciones generales.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.