BLANCO

CCOO-A centra sus reivindicaciones el 7O en el sector de la dependencia: “la pandemia ha evidenciado que es un servicio esencial con una alta precariedad laboral”

    El sindicato reclama la mejora de las condiciones laborales, la actualización del precio plaza de 13 a 18 euros/hora, una mejora de las ratios, la reposición garantizada de las bajas laborales, el mantenimiento de la reserva de las plazas en centros residenciales, centros de día-noche, centros ocupacionales, un incremento presupuestario para 2021 y negociar estas y otras cuestiones en el marco del diálogo social. Es hora de devolverle a las personas que trabajan en el sector de la dependencia todo lo que han dado en esta crisis, pero no en forma de aplausos sino de mejoras laborales y condiciones dignas.

    05/10/2020.

    URL | Código para insertar

    La secretaria general de CCOO-A, Nuria López, y la secretaria de Condiciones de Trabajo y Salud Laboral del sindicato, Nuria Martínez, han presentado los actos que llevará a cabo la central con motivo del 7 de octubre, Jornada Mundial por el Trabajo Decente.

    En esta ocasión, CCOO centra sus reivindicaciones en el sector de la dependencia, que se ha demostrado “esencial” en esta pandemia y en el que hay unas condiciones laborales altamente precarias. “Los recortes y el hachazo que sufrió el sistema de la dependencia en 2012 no se han notado tanto por los enormes esfuerzos que han hecho los trabajadores y trabajadoras en residencias, centros de día, centros de noche, centros ocupacionales y servicio a domicilio”, ha reseñado la secretaria general de CCOO-A.

    En cambio, esos esfuerzos no se han visto compensados y las cifras hablan por sí solas: precio plaza congelado desde 2008 en 13 euros la hora (como es el caso de las trabajadoras de ayuda a domicilio), 30% de parcialidad, 35,4% de temporalidad, caída del 2’6% en las altas a la Seguridad Social y del 3’7% en los servicios sin alojamiento. “Es hora de que se les devuelva a los trabajadores y trabajadoras todo lo que están dando, soportando sobre unas precarias condiciones laborales el sistema de dependencia y estando sometidos a situaciones de estrés y saturación durante la pandemia, y no en forma de aplausos, sino de empleo de calidad y condiciones laborales dignas”, apostilla López.

    Y es que, como apuntan ambas dirigentes, “esta enfermedad no sólo ha afectado a las personas residentes en centros de personas mayores o con discapacidad, también a personas que trabajan en los diferentes centros socio-sanitarios, y al personal y usuarias y usuarios de ayuda a domicilio. En estos momentos hablamos de 1.010 sanitarios y sanitarias que trabajaban en estos centros contagiados, más 549 trabajadores y trabajadoras no sanitarios, siendo afortunadamente el número de fallecimiento entre estas personas mucho menor, al contarse sólo 3 casos. En cuanto al Servicio de Ayuda a Domicilio, se han contabilizado 98 contagios, pero ninguna muerte. “Datos que alertan del gran riesgo para la salud que corren las personas trabajadoras del SAAD y ponen al descubierto las vergüenzas del sistema sobre la mesa”, coinciden.

    En el ámbito estatal, el sindicato valora los 600 millones que se van a destinar dentro del plan de choque para la dependencia pero dejan claro que “es absolutamente insuficiente” y cifra la cuantía necesaria en 1.000 millones anuales durante tres años, y pide convocar a los agentes económicos y sociales en el marco del dialogo social para ello.

    En cuanto al gobierno andaluz, las propuestas de CCOO pasan por la actualización del precio plaza de 13 a 18 euros y las correspondientes subidas salariales “huyendo de licitaciones low cost”; por una mejora de las ratios; reposición garantizada de las bajas laborales; garantizando las cláusulas sociales, adaptación de los planes de prevención de riesgos laborales implementando protocolos específicos de protección por servicio, centro o empresa; mantenimiento de la reserva de las plazas en centros residenciales y centros de día-noche, centros ocupacionales y un incremento presupuestario para 2021, para los que se podría utilizar los fondos aprobados por la UE para la recuperación. “Y todo ello en el marco del diálogo social porque para eso existe un acuerdo firmado con los agentes económicos y sociales de reactivación de Andalucía que la Junta, hasta el momento, está ignorando”, denuncia la dirigente.

    Precisamente, sobre esa unilateralidad del Ejecutivo andaluz, López le ha propuesto un pacto por el sistema de la dependencia en Andalucía, “en lugar de poner en marcha medidas como el decreto ley que modifica el sistema de dependencia, quitando competencias a ayuntamientos y corporaciones locales y cerrando la puerta de entrada al sistema a miles de personas”. “El Gobierno andaluz debería de dejar de hacerse trampas en el solitario recurriendo a decretos leyes que parecen más querer maquillar las listas de espera que hay en la dependencia y que estos momentos se sitúan en 63.923 personas”. “El problema no es el reconocimiento de las situaciones de vulnerabilidad, sino de financiación adecuada y justa del sistema de atención a las personas dependientes y con él, el del conjunto de las trabajadoras y trabajadores del sector”, ha apostillado.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.