BLANCO

CCOO exige a la Junta que contrate al personal laboral de los centros de enseñanza malagueños, y no lo haga a través de privatizaciones

    CCOO ha informado que la Junta de Andalucía ha realizado contrataciones para el apoyo contra la COVID-19 en los centros educativos. Sin embargo, estos empleos además de ser precarios suponen una privatización de los servicios que esta Administración realiza en la educación pública. Es decir, en vez de contar con el personal laboral que está dentro de una bolsa de empleo y que está esperando a ser llamado, la Junta está contratando a empresas privadas para que realicen dichos servicios. Los perfiles de estos puestos de trabajo se corresponden con personal de limpieza y personal de integración social. Por este motivo, el sindicato ha convocado hoy dos concentraciones en Málaga y en el resto de provincias andaluzas.

    14/09/2020.
    Trabajadores durante la concentración

    Trabajadores durante la concentración

    El Sindicato de Enseñanza de CCOO de Málaga ha convocado para hoy dos concentraciones contra la privatización y precarización del personal de apoyo contra la COVID-19 de los centros y los servicios de la educación pública. El lugar de ambas protestas ha sido frente a la Delegación provincial de Educación. La primera de ellas se ha realizado durante esta mañana, de 10:30 a 11:30 horas, y ha estado enfocada al personal de limpieza de los centros educativos. En ella han participado casi un centenar de personas. Esta tarde, entre las 18:00 y las 19:00 horas, habrá otra concentración y en ella se va a poner especial atención al colectivo de monitores escolares y al personal de integración social.

    Con esta movilización, el Sindicato de Enseñanza de CCOO de Málaga denuncia que la Consejería de Educación ha dado un paso más en la externalización de los empleos que presta el personal laboral, y ha dejado en manos de empresas privadas una parte de la lucha contra la pandemia en los centros educativos.

    Así, según datos regionales, la Consejería de Educación ha contratado con empresas privadas 1.652 puestos de trabajo de personal de apoyo contra la COVID19 para los centros y servicios educativos de la Educación Pública. De ellos, 1.500 puestos son para limpieza y 152 para atención al alumnado con necesidades educativas especiales (NEE). En el caso de la limpieza, ha contratado a una persona en los centros con menos de 500 alumnos y a 2 personas en los centros con más de 500 alumnos.

    De forma paralela a esta contratación a través de empresas privadas, la Junta mantiene más de 1.000 puestos de trabajo de personal laboral sin cubrir en toda Andalucía. Es decir, que no contrata a las personas que están dentro de una bolsa de empleo laboral de esta administración. Así lo ha denunciado esta mañana durante la concentración la responsable del personal laboral en el Sindicato de Enseñanza de CCOO de Málaga, Gloria Pérez. “Entre los servicios más afectados destaca principalmente la limpieza, y con estos empleos se podría actuar de manera eficaz para una vuelta segura a las clases presenciales del nuevo curso escolar”. Además de esta privatización, la representante sindical ha informado que la media de edad de este personal laboral es de 60 años. Al respecto, ha afirmado que “se producen bajas porque las personas se jubilan, pero la Junta no cubre estas bajas y poco a poco lo que está haciendo es privatizar estos servicios que se ofrecen a la educación pública”.

    Según datos de la provincia de Málaga, personal laboral que realiza el servicio de limpieza y alojamiento suman un total de 312 personas, de ellas 147 son fijas y 165 tienen contratos temporales.

    El personal de monitores escolares también sufre una alta precariedad. Además, estas personas ni siquiera han sido consideradas por la Junta de Andalucía un colectivo importante para hacer frente al COVID-19, por lo que no ha hecho nuevas contrataciones. Como datos, Pérez ha informado que “de un total de 273 personas contratadas en la provincia de Málaga, 146 son fijas y 127 temporales”. De estas últimas, hay 65 con jornadas parciales de 8, 12, 16 20, 24. En Andalucía suman un total de 635 monitores a jornada parcial y de ellos, 411 tienen que ir a dos centros educativos.

    El personal de integración social también está muy afectado por la precariedad laboral. Como ejemplo, Pérez ha explicado “en toda Andalucía solo hay contratadas a 15 personas, de las cuales, 4 son temporales. Por tanto, este servicio está prácticamente externalizado, ya que hay más personal que realiza este trabajo, pero lo hace a través de empresas privadas”.

    Para CCOO, la privatización de estos servicios supone una mayor precariedad en el empleo. La Consejería de Educación precariza así el empleo que externaliza y a la vez precariza el empleo del personal propio, que ve reducidas sus expectativas laborales y como las plantillas disminuyen relativamente año a año. Mientras tanto la tasa de temporalidad del personal laboral en los centros docentes supera ya el 34%.

    Como solución, el Sindicato apuesta por la cobertura de alrededor de 1.100 vacantes a nivel regional existentes en los centros y servicios educativos y la contratación mediante un plan de choque de todas las necesidades de personal, que permita la vuelta segura a las clases, ya sea en comedores escolares, en escuelas, colegios e institutos, en residencias escolares, como para el personal y alumnado que es atendido con contacto físico directo.

    Audios asociados

    Audio con las declaraciones de Gloria Pérez

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.