BLANCO

TIE, al mejor postor

    El Secretario General de CCOO Almería, Antonio Valdivieso, ha realizado un artículo de opinión en realización a la problemática existente para la tramitación de la Tarjeta de Identidad de Extranjero/a.

    30/07/2020.
    Imagen de un lector de huella dactilar-

    Imagen de un lector de huella dactilar-

    El proceso de tramitación del TIE o Tarjeta de Identidad de Extranjero/a se lleva a cabo, a groso modo, cuando se obtiene la 1ª tarjeta, tras una resolución favorable de la Oficina de Extranjeros, cuando se ha concedido una renovación del permiso o cuando se renueva una residencia de larga duración. Este proceso al que nos referimos que, de alguna forma, es el último eslabón de la cadena, permite formalmente concluir los diferentes procesos y documentar con dicha tarjeta la regularización de la ciudadanía extranjera en España.

    Este trámite, obligatorio y por ello necesario se realiza en las Comisarías de Policía Nacional dedicadas a la documentación de extranjeros, algunas de ellas tienen su sede en las mismas dependencias de la Oficina de Extranjeros, como sucede en Almería, aunque su trabajo funcional y orgánicamente está referenciado en otro Ministerio concretamente el de Interior.

    Decimos esto para dejar claro que la crítica al funcionamiento que está resultando errático de la tramitación del TIE, lo reducimos a quien tiene competencias, exculpando a la Oficina de Extranjeros, que durante el Estado de Alarma y posteriormente ha seguido emitiendo resoluciones, no habiendo retraso en su trabajo.

    Este trámite, sencillo, comienza con la solicitud de una cita online. Sin embargo, este año, este proceso sencillo, obligatorio y por ello necesario se ha convertido en inalcanzable para la mayoría que lo demanda. El sistema deja de emitir las citas desde la hora programada que ahora son las 12 en punto de la mañana y a las 12 y un minuto deja de tener citas, hasta el siguiente día que volvemos a repetir la operación con idéntico resultado.

    Desde CCOO venimos denunciando la inoperancia en la resolución de este problema que ha dado lugar a un negocio lucrativo para algunos y que se nutre de la necesidad de estas personas de acabar su proceso.

    No entendemos cómo las diferentes alternativas que se han propuesto no se analizan, el atasco es cada vez mayor, subiendo así el precio por la consecución de la cita a través de organizaciones que colapsan el sistema informático impidiendo que cualquier persona interesada pueda conseguir la cita sí no es previo pago de cantidades que según informaciones que nos llegan oscilan entre los 100 y 150 €.

    Los servicios que son parte de la Administración pública no deben ser moneda de cambio y aunque se ha venido a decir que la venta de estas citas no son un delito no deja de ser un abuso inadmisible en un Estado de Derecho como el nuestro. Por un parte, por ser las personas extranjeras más vulnerables y por otra, cuando habiéndose detectado el problema y su gravedad, la Administración competente, no pone los medios necesarios para resolverlo.

    Estamos esperando ya varios meses, demandamos soluciones y exigimos respuestas. Así que nos hacemos la siguiente pregunta ¿esta situación se hubiera dado de tratarse de la emisión del DNI y afectar a ciudadanos españoles?

     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.