BLANCO

Miles de fijos discontinuo se quedan desprotegidos por la dejadez del Gobierno andaluz

    CCOO reclama al Gobierno andaluz que se arbitren, de manera urgente, las instrucciones necesarias para que las empresas incluyan al personal fijo-discontinuo en los ERTE, tal y como ya ha hecho los gobiernos de Baleares y de Cataluña. El sindicato insiste que en Andalucía “no se ha aplicado un 155 y, por tanto, nada impide que el Gobierno andaluz tome las medidas políticas necesarias para que las personas trabajadoras de Andalucía no se queden en la estacada en esta crisis sanitaria, económica y social”

    03/04/2020.
    Trabajadores y trabajadoras a la puerta de una oficina del Servicio Andaluz de Empleo

    Trabajadores y trabajadoras a la puerta de una oficina del Servicio Andaluz de Empleo

    CCOO de Andalucía ha advertido que la inclusión o no de los fijos discontinuos en los ERTE “no puede quedar a la libre interpretación de la patronal”, y ha dejado claro que la exclusión de este colectivo de los ERTE “supone un tratamiento discriminatorio que vulnera el derecho fundamental a la igualdad (ex art. 14 CE y 17 ET), al privarlos de una garantía esencial que sí se reconoce al resto de la plantilla incluida en el Expediente de Regulación Temporal de Empleo”. “Además, -señala la central-, implica la imposibilidad de acceder a las medidas extraordinarias en materia de prestaciones por desempleo obrantes en el RDL 8/2020, lo que igualmente constituye una diferencia de tratamiento arbitraria, desproporcionada y, por ello mismo, constitutiva de una discriminación”.

    En ese sentido CCOO ha instado a la Junta a actuar de manera inmediata porque “si el Gobierno andaluz no actúa para impedir que las empresas excluyan a estas personas trabajadoras de los ERTE, se quedarán sin el derecho a percibirla prestación aunque no tengan el periodo de cotización”. Igualmente, esas personas no podrán poner el “contador a cero” de forma que el paro que se les abone no consuma aquel que ya tenían generado; y tampoco tendrán la garantía de mantenimiento del empleo durante 6 meses posteriores a la vigencia del ERTE”, explica la central.

    Otro agravante que conlleva esa exclusión es que si el trabajador o trabajadora ya ha consumido su prestación o subsidio, o no ha generado el tiempo necesario para ello, podría no percibir retribución alguna, a diferencia de la protección establecida para el resto de personas trabajadoras incluidas en el ERTE.

    Esta petición ya ha sido realizada por CCOO de Andalucía en reiteradas ocasiones al Gobierno andaluz, “haciendo este caso omiso a la petición clamorosa y unánime de estas personas trabajadoras, especialmente del sector de la hostelería y del comercio andaluz”. Ante ello, el sindicato insiste que en Andalucía “no se ha aplicado un 155 y que el Gobierno andaluz debe asumir su responsabilidad, no utilizar la precariedad de estas personas como arma arrojadiza contra el Gobierno central y tienen que tomar las medidas necesarias para que las personas trabajadoras de Andalucía no se queden en la estacada en esta crisis sanitaria, económica y social”.

    “El Gobierno andaluz debe, de manera urgente, adoptar las instrucciones y normas necesarias para que las empresas incluyan al personal fijo discontinuo en los expedientes de regulación de empleo temporal, tal y como ya han hecho el Gobierno de Baleares y el Catalán”, apostilla la central.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.