BLANCO
Orgullo 2020

CCOO-A y UGT-A solicitan a la Consejería de Igualdad una reunión para tratar la situación del Servicio de Ayuda a domicilio

    Ambos sindicatos han remitido una carta a la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía en la que avisan del peligro que puede suponer que, en una situación de confinamiento domiciliario, estas trabajadoras tengan que acudir mañana lunes a miles de domicilios de toda Andalucía donde trabajan con personas, en su mayor parte mayores y que están comprendidas dentro de la población de riesgo del virus. CCOO y UGT denuncian, además, que estas trabajadoras no cuentan con equipos de protección individual (EPI) adecuados a esta situación.

    15/03/2020.
    El colapso en dependencia no es achacable a la plantilla sino a la falta de financiación

    El colapso en dependencia no es achacable a la plantilla sino a la falta de financiación

    CCOO y UGT de Andalucía exigen que se garantice la seguridad de las trabajadoras de ayuda a domicilio que mañana lunes tendrán que volver a su trabajo sin contar con los EPI (guantes de látex, batas, geles desinfectantes, mascarillas, etc.) necesarios para poder desarrollarlo de forma segura.

    Por ello, ambos sindicatos han remitido una carta a la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, donde exigen que estos trabajos sean considerados al mismo nivel de los sanitarios a la hora de ser provistos de equipos de protección que garanticen la seguridad y la salud tanto de las trabajadoras como de las personas usuarias que, en su mayor medida son personas comprendidas dentro de los grupos riesgo.

    Las organizaciones sindicales mayoritarias piden que se diriman cuáles de los trabajos que realizan estas trabajadoras son fundamentales y tienen que seguirse desarrollando con los EPI necesarios y cuáles pueden espaciarse en el tiempo y llevarse a cabo con menos frecuencia, y cuáles pueden interrumpirse sin causar un gran perjuicio a las personas usuarias.

    Insisten en que "estas medidas buscan garantizar, por encima de todo, la seguridad de las personas usuarias de los servicios de ayuda a domicilio y que en muchos casos son personas mayores comprendidas dentro de los grupos de riesgo del COVID-19, y de las personas trabajadoras que las atienden".

    Piden además que se paralicen los trabajos que no sean 100% necesarios para las personas usuarias durante el tiempo que dure la crisis del coronavirus y que, en todo caso, las administraciones responsables garanticen también la seguridad laboral de unas trabajadoras que, por sus altas tasas de precariedad, no pueden permitirse descuentos en los salarios ni perder su puesto de trabajo.

    CCOO y UGT han trasladado a la Consejería la necesidad de reunirse con la mayor brevedad posible para abordar estos asuntos y que se cuente en todo momento con la representación legal de los trabajadores y/o con los delegados sindicales especializados en prevención de riesgos laborales.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.