BLANCO

Exigimos al Gobierno de Andalucía la creación de una mesa tripartita para abordar la situación del campo andaluz

    CCOO comparte con las organizaciones agrarias la denuncia sobre las precarias condiciones que sufre el campo andaluz, derivadas de los precios injustos, los problemas de rentabilidad de las explotaciones agrícolas y ganaderas, y de las imposiciones arancelarias a las que están siendo sometidos algunos de los productos del campo andaluz. Consideran imprescindible la mejora de las condiciones de los trabajadores por cuenta ajena y rechazan que la subida del Salario Mínimo Interprofesional guarde relación con la destrucción de empleo en el campo: ha habido un repunte del 0,9 % en las altas de afiliación en el Sistema Especial Agrario. Por eso, el sindicato llama al Gobierno andaluz a “no tergiversar el discurso”, a “no poner en la diana a las y los trabajadores agrarios, que son los que tienen salarios más bajos” y a “remar juntos.

    07/02/2020.
    CCOO exige al Gobierno de Andalucía la creación de una mesa tripartita para abordar la situación del campo andaluz

    CCOO exige al Gobierno de Andalucía la creación de una mesa tripartita para abordar la situación del campo andaluz

    CCOO de Andalucía exige al Ejecutivo de Juanma Moreno que cree una mesa tripartita en la que participen las organizaciones agrarias, las organizaciones sindicales más representativas de Andalucía y la Administración autonómica para abordar los problemas que afectan al campo andaluz.

    El sindicato exige que el diálogo se produzca “con la mayor urgencia posible” y que se haga “con la voluntad de extraer un análisis exhaustivo de la situación del sector”, huyendo de lo que consideran “salidas improvisadas” como una bajada de la presión impositiva sin saber cuáles pueden ser sus consecuencias futuras. Por el contrario, CCOO de Andalucía propone que, en el marco del diálogo, se abra esa mesa para plantear propuestas y soluciones que garanticen la rentabilidad de las explotaciones, fijar precios justos y asegurar un empleo de calidad con salarios dignos para todas las personas trabajadoras, incluidas las del campo.

    Andalucía es una de las comunidades autónomas con salarios medios anuales más bajos: el último dato, de 2018, sitúa el salario medio anual en 15.668 euros. Por detrás queda Extremadura, con 14.651 euros anuales. CCOO afirma que el 60,3 % de los y las andaluces apenas alcanza los 1.100 euros y el 45 % percibe rentas inferiores a 735,9 euros (el SMI vigente en 2018): “esto da una visión de la importancia de la subida del SMI en comunidades autónomas con amplios sectores de población con salarios muy bajos”.

    CCOO de Andalucía afea al Gobierno autonómico que “ponga en la diana a las y los trabajadores andaluces, que son la parte más vulnerable” y llama a “no tergiversar el discurso” al vincular los problemas del campo a la subida del salario mínimo: ha habido un repunte del 0,9 % en las altas de afiliación en el Sistema Especial Agrario. Los mayores aumentos se han dado en Cádiz, con un aumento del 4,6 %, y en Granada, con un aumento del 5,4 %. De hecho, según explica el sindicato, “tras la experiencia de la anterior subida del SMI” en más de un 22 % en 2019, y “a la luz de sus efectos, podemos desmentir los malos augurios del empresariado sobre la destrucción de empleo. No fue así entonces ni va a ser así ahora. Si las personas trabajadoras ganan más, la economía en su conjunto gana porque incrementa la capacidad de consumo, activando así a otros sectores”.

    Los problemas del campo andaluz tienen que ver con cuestiones más estructurales y profundas que el SMI, como la “injusta y opaca” estructura de precios que fija el mercado, que hace que las y los productores agrícolas y ganaderos tengan que vender sus materias primas por debajo de los costes de producción, la escasa rentabilidad que deriva de ello, el fraude a la seguridad social que comete el empresariado agrícola por la infradeclaración de peonadas, la escasez de agua, el bloqueo sistemático de convenios colectivos en el campo, la necesidad de reformular la Política Agraria Comunitaria (PAC) y las imposiciones arancelarias que lastran al campo en el mercado internacional de exportaciones.

    “Gobierno andaluz, sindicatos mayoritarios y organizaciones agrícolas y ganaderas tenemos que remar juntos para hacer frente a los problemas que nos afectan a todos, en lugar de señalar a la parte más débil de la cadena; y eso debe ser iniciativa del Gobierno, si de verdad le duele el campo andaluz y si de verdad dicen defender a la «España vaciada»”, señalan desde el sindicato.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.