CCOO, con mayor Orgullo

El sindicato reclama un plan integral para la juventud en Andalucía tras una década de políticas hostiles marcada por la precariedad laboral

  • El número de personas trabajadoras que tienen un empleo en Andalucía se ha reducido casi a la mitad en diez años, pasando del 1.400.000 a 771.400
  • El recorte en seco de la inversión en educación pública, las reformas laborales y las políticas de falso emprendimiento, arrojan unas cifras de desempleo diez puntos por encima de la media estatal
  • El sindicato insiste en la necesidad de evaluar la eficacia de políticas puestas en marcha como la garantía juvenil y la tarifa plana, “que no están funcionando” y que se cumpla el estatuto de la persona becaria; “si la Junta está dando dinero para ello queremos hablar de cuáles son sus condiciones en las empresas”

23/07/2019.

URL | Código para insertar

La secretaria general de CCOO de Andalucía, Nuria López y el secretario de Juventud de la organización, Carlos A. García, han presentado el informe sobre la situación laboral de la juventud andaluza, que cada año elabora el sindicato.

En esta ocasión, el informe hace un repaso de los diez últimos años y de él se desprende que la precariedad se ha cebado con las personas jóvenes, que sufren una tasa de paro del 31%, -diez puntos por encima de la medida estatal-, un índice de temporalidad del 56’4% que alcanza el 78’8% en el caso de las personas menores de 25 años, y solo un 4,5% de contrataciones indefinidas en 2018 entre menores de 30 años. En el caso de las mujeres el dato es aún más negativo y ello, unido a una parcialidad que hace que una de cada dos personas jóvenes que trabaja lo haga con un contrato por horas, “evidencia de que la juventud ha sido la gran olvidada de los gobiernos en los últimos años en España y en Andalucía”, critica García.

En ese sentido, López Marín ha dicho que “precisamente de cómo revertir esa situación y ponerse de acuerdo para que la juventud salga de la pobreza es lo que tendrían que estar hablando los partidos políticos y los gobiernos”.

La dirigente sindical tiene claro que las reformas laborales son las “máximas responsables de haber puesto a las personas jóvenes en un callejón sin salida que les impide tener expectativas”, de ahí que haya insistido en la necesidad de acabar con ellas. También ha culpado de la situación a los recortes en educación y en becas (más de 15 millones) y ha criticado que las becas Extenda lleven cuatro años paralizadas en Andalucía. “Hay que cumplir con la gente joven a la que se les pidió que tuviesen esperanza en el nuevo Gobierno. Es impresentable por parte del Gobierno anterior pero también del actual que dice no encontrar la llave del cajón donde están las becas, mientras la gente joven sigue esperándolas”.

Por otra parte, López Marín ha dicho que “nos preocupa que el fraude en la contratación a la gente joven sea lo normal y que estén abocados a una contratación temporal y parcial, o que el autónomo sea la única opción” y ha instado a la administración andaluza “a controlar el fraude y hacer que la inspección de trabajo contenga una visión del problema juvenil en sus planes de trabajo”. “No es posible darle dinero a las empresas sin condicionar esas ayudas a la creación de empleo estable ni bonificarlas para que contratación y despido sean prácticamente gratis, tienen que cumplir el principio de causalidad en la contratación y lo acordado en el AENC de un salario mínimo en convenio de 14.000 euros anuales”.

CCOO ha reclamado ante ello un Plan integral para juventud andaluza que tenga como reto principal acabar con los problemas de paro, precariedad, y de vivienda, y ha requerido al Gobierno que evalúe la eficacia de medidas puestas en marcha como la garantía juvenil “que tiene 400.000 inscritos y solo 500 contratos”, o la tarifa plana, “porque la mayoría de las personas jóvenes que hacen uso de ella se encuentran con que tienen que cerrar la empresa en los primeros meses”. Igualmente, ha reivindicado cumplimiento y vigilancia del Estatuto de la persona becaria, “porque si la Junta está dando dinero para ello queremos hablar de sus condiciones en la empresa”, ha dicho López Marín quien ha dejado claro que “como siempre, tendemos nuestra oferta al Gobierno andaluz para hablar de estas cuestiones en los presupuestos 2020”.

Por último, el sindicato ha dicho que le preocupa que el Instituto de la Juventud en Andalucía centre sus políticas “solo en dos cuestiones; las políticas de austeridad para controlar el gasto, y las de subvencionar de manera elitista a jóvenes empresarios. Lo realmente necesario es tener un proyecto de empresa viable y con futuro y no solo las titulaciones y los másteres”, ha apostilla la secretaria general de CCOO.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.