CCOO, con mayor Orgullo

CCOO forma a un centenar de delegadas y delegados en negociación colectiva con perspectiva de género

  • Alfonso Vidán: “CCOO es un sindicato feminista y de clase, y es indiscutible nuestra presencia en temas de igualdad”.
  • Carlos Aristu: “A través de la negociación colectiva debemos conquistar importantes escalas de derechos tanto salariales como de conciliación y corresponsabilidad”.
  • Eva Martínez Cabana: “La adaptación de la jornada es una medida revolucionaria por la que hay que pelear”.

El salón de actos de Emasesa acogió este martes 4 de junio unas jornadas en las que se abordaron las herramientas disponibles para avanzar en igualdad en aspectos como la retribución, clasificación profesional, promoción, conciliación y corresponsabilidad, acoso, violencia o discriminación en las empresas.

04/06/2019.
Eva Martínez Cabana y Nuria Martínez Barco.

Eva Martínez Cabana y Nuria Martínez Barco.

En torno a un centenar de delegados y delegadas de CCOO de Sevilla en empresas de diversos sectores participaron este martes 4 de junio en las jornadas ‘Negociación colectiva e igualdad’, un espacio celebrado en el salón de actos de Emasesa y organizado por las secretarías de Mujer y Acción Sindical en el que se abordaron las herramientas disponibles para avanzar en igualdad en aspectos como la retribución, clasificación profesional, promoción, conciliación y corresponsabilidad, acoso, violencia o discriminación a través de los convenios colectivos.

El secretario general de CCOO de Sevilla, Alfonso Vidán, inauguró las jornadas recordando que CCOO es un “sindicato feminista y de clase, siendo indiscutible nuestra presencia en temas de igualdad”. En este sentido, para Vidán es fundamental que la acción diaria de los sindicalistas se centre en “conseguir la máxima igualdad en los centros de trabajo, y el mejor instrumento para lograrlo es la negociación colectiva”.

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de CCOO de Sevilla, Carlos Aristu, incidió en que “a través de la negociación colectiva se deben conquistar importantes escalas de igualdad de derechos, tanto en cuestión de salarios como de conciliación y corresponsabilidad”. Igualmente, manifestó que “las mujeres tienen un nivel de representación y sindicación mucho menor que los hombres, por lo que tenemos que fomentar su proyección dentro del Sindicato”.

Durante la primera ponencia, el profesor titular de Derecho del Trabajo de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) Rafael Gómez Gordillo, lamentó que los efectos de la aplicación de la Ley de Igualdad Retributiva “hayan sido prácticamente nulos, pues de hecho mujeres y hombres somos más desiguales hoy que durante la crisis, lo que supone un fracaso colectivo”. Asimismo, Gómez Gordillo apostó por que “el cien por cien de los empleos sean compatibles con el trabajo de cuidados en general, para que tanto hombres como mujeres puedan acceder a los mismos puestos y tengan las mismas responsabilidades familiares”.

La secretaria de Mujer de CCOO de Sevilla, Eva Martínez Cabana, hizo hincapié en que hoy en día “en España las mujeres dedicamos el doble de tiempo que los hombres a las tareas domésticas, una dedicación que además nos inactiva en la búsqueda de empleo”. Por eso, “en la conciliación de la vida laboral, familiar y personal se busca el necesario equilibrio entre todas esas facetas, algo que no conseguimos por la división de espacios y la división sexual del trabajo, donde los hombres se dedican al productivo y las mujeres al reproductivo”.

Para abordar estas cuestiones desde la negociación colectiva, la secretaria de Mujer de CCOO de Sevilla propone “organizar el trabajo de forma que permita compatibilizarlo al máximo con responsabilidades familiares, apoyando planes de igualdad e introduciendo medidas de conciliación y corresponsabilidad”. Entre las medidas a las que pueden acogerse las trabajadoras y trabajadores se encuentra, recogido en el Real Decreto 6/2019, el derecho a la adaptación de la jornada por conciliación, “una medida revolucionaria por la que hay que pelear pues, hasta ahora, la reducción de la jornada es lo más solicitado, pero implica cotizar y cobrar menos, aumentando así la brecha salarial”.

En cuanto al acoso, violencia y discriminación en el trabajo, la secretaria de Condiciones de Trabajo y Salud Laboral de CCOO Andalucía, Nuria Martínez Barco, hizo una radiografía sobre el papel del sindicato en los centros de trabajo: “Nosotros y nosotras hacemos ley, frenamos muchos de los efectos de una reforma laboral que tiene en su género repetir, ampliar y profundizar en la división sexual del trabajo, relegando a las mujeres a empleos más precarios y temporales”. A su juicio, “desde la negociación colectiva podemos elaborar, entre otros, ofertas de empleo no excluyentes, incluir medidas para equiparar el peso de la plantilla de ambos sexos, garantizar la presencia femenina en los procesos de selección o evitar que el embarazo sea una causa de exclusión en la renovación”.

De la misma forma, Martínez Barcó señaló que “la mayoría de los sectores que sufren discriminación corporal están feminizados. Por ejemplo, en banca o en comercio, en línea de caja están quienes cumplen ciertos criterios estéticos como juventud, delgadez o maquillaje, que suponen una presión añadida para las mujeres trabajadoras”. Para prevenir situaciones o casos como el recientemente ocurrido en Iveco, “es necesario incluir protocolos contra el acoso sexual en los convenios, una declaración de principios, un código de conducta y buenas prácticas, campañas informativas a la plantilla y garantizar siempre la protección de la víctima”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.