Campaña de información y asesoramiento sobre registro horario

Las horas extraordinarias no remuneradas son la punta del iceberg de un fraude generalizado fruto de la reforma laboral

  • Con el 32 % de las horas extras que no se pagan en Andalucía podrían crearse más de 3.000 empleos a la semana a jornada completa. En Huelva más de 10.000, más de 2.600 no retribuidas que podrían generar 66 puestos de trabajo semanales
  • En la agenda social que reclamamos al Gobierno central hay que situar cuatro elementos clave: derogación de la reforma laboral, reconversión de los sectores productivos con transiciones justas, inversión pública que oriente a las empresas y un gran pacto social
  • La Junta tiene la oportunidad en los presupuestos de dejar clara cuál va a ser su política. “No vamos a permitir que sean restrictivos con los derechos de los trabajadores y las trabajadoras”

31/05/2019.
Nuria López y Emilio Fernández durante la rueda de prensa en Huelva

Nuria López y Emilio Fernández durante la rueda de prensa en Huelva

La secretaria general de CCOO-A, Nuria López, y su homólogo en Huelva, Emilio Fernández han analizado la situación socio laboral y económica de la provincia y de la comunidad tras la finalización de los procesos electorales, al tiempo que han explicado sus propuestas y han presentado el informe elaborado por el Gabinete Económico del sindicato sobre horas extras que recoge que transporte y sector financiero es donde se dan más horas extra.

Precisamente sobre esta cuestión, López Marín ha dejado claro que las horas extra no remuneradas “son la punta del iceberg de un fraude generalizado fruto de la reforma laboral”. “Con el 32 % de las horas extras que no se pagan en Andalucía podrían crearse más de 3.000 empleos a la semana a jornada completa. En Huelva se realizan más de 10.000, de las que más de 2.600 son no retribuidas, lo que podría generar 66 puestos de trabajo semanales”, argumentan los dirigentes.

Fernández ha insistido en que “esas horas son una máquina de no creación de empleo que generan un problema social y laboral muy preocupante” y ha demandado “actuaciones contundentes de las administraciones e inspección de trabajo”. Sobre ello, ha recordado que el pasado año gracias a esa labor 1.057 trabajadores y trabajadoras pasaron a tiempo completo y 103 tuvieron un aumento de su jornada laboral.

Por su parte López Marín ha sido muy crítica con la patronal a la que ha acusado de “pedir siempre seguridad jurídica para sus empresas y echarse las manos a la cabeza cuando la piden los trabajadores”. Además, ha denunciado que cuando incumplen el pago del SMI o se niegan a instalar y cumplir el registro horario están “delinquiendo”.

Punto de inflexión

El sindicato ha aseverado que “estamos en un momento de inflexión en el que hay que decidir si queremos sentir anclados en los bajos salarios, la precariedad, el paro y en la pérdida de calidad de vida de las personas, o queremos dar un salto para que el país se modernice, se tecnifique, y los sectores productivos alcancen todo el potencial que hay en este país”. Y sobre esta cuestión deja claro la líder andaluza que “el 28 de abril la ciudadanía dijo que quería convivencia frente a confrontación, empleo digo frente a precariedad y gasto social ante austeridad y acabar con la reforma laboral, causante de los tres problemas principales que tiene la gente: el paro, la precariedad y la desigualdad”.

CCOO ha insistido en la necesidad de que los Gobiernos sitúen la Agenda Social en el centro de sus políticas con cuatro elementos clave; derogación de la reforma laboral, reconversión de los sectores productivos con transiciones justas cualificando o a los trabajadores y trabajadoras para que puedan adaptarse a esa nueva realidad hacia la que hay que ir; una inversión pública que oriente a las empresas para que vayan en esa dirección y un gran pacto social. “Nosotros ofrecemos diálogo social, nuestras ideas y nuestras propuestas al Gobierno central porque si no se tiene en cuenta esa agenda social, estará quebrando la confianza que la clase trabajadora le dio con su voto en las urnas y habrá conflictividad social”.

Al Gobierno andaluz le han recordado por su otra parte que el sindicato tiene una batería de propuestas que “tendría que escuchar porque desde el mundo del trabajo no hemos visto el cambio en estos cien días de legislatura, sigue una alta tasa de precariedad en Andalucía, las altas tasas de paro, somos la primera Comunidad en siniestralidad laboral y no hay cambio en la brecha salarial”. “En cambio, -critica-, las pocas medidas tomadas han ido a primar las rentas más altas con el fin del impuesto de sucesiones y la bajada del IRPF en detrimento de la mayoría social, al haber una menor recaudación para dar respuesta a servicios públicos esenciales de educación, sanidad o dependencia”.

López Marín ha dicho que la Junta “tiene la oportunidad en los presupuestos de dejar clara cuál va a ser su política” y que no permitirán que sean restrictivos con los derechos de los trabajadores y las trabajadoras. “En la literatura que los envuelve hay una enorme ambigüedad, que creemos que es calculada, y vemos una pérdida de capacidad del presupuesto para resolver los problemas de la gente, desconocemos cuáles van a ser las partidas presupuestarias para crear empleo, para educación, para sanidad, para dependencia y lo que está claro es que hay orientaciones del presupuesto de la Junta que no nos gustan por las restricciones en el gasto”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.