Campaña de información y asesoramiento sobre registro horario

Cien días perdidos para el mundo del trabajo

    15/05/2019.
    Nuria López Marín, secretaria general de CCOO de Andalucía

    Nuria López Marín, secretaria general de CCOO de Andalucía

    Cien días perdidos para el mundo del trabajo. Así se podrían resumir los cien días que el Gobierno de la Junta de Andalucía lleva en el Ejecutivo. A lo que habría que añadir, yendo al fondo, una clara intención de gobernar en favor de los que más tienen, encaminando a nuestra comunidad hacia un nuevo modelo económico y de prestación de servicios basados en la colaboración público-privada, la privatización y la externalización de servicios públicos.

    En este tiempo, hemos visto cómo las medidas adoptadas en materia impositiva con la eliminación del impuesto de sucesiones y la modificación de los porcentajes del IRPF tienen como beneficiarias principales a las economías más ricas. Con la modificación de los tramos de IRPF, que baja tres puntos para las rentas superiores a los 120.000 euros y tan solo medio punto para la rentas más bajas. Si tenemos en cuenta que el salario medio en Andalucía ronda los 15.000 euros anuales queda claro a quién beneficia esa medida.

    CCOO siempre aboga por articular una reforma fiscal justa, donde se garantice la progresividad y la proporcionalidad, y hablar de qué impuestos se rebajan y a quiénes. Cien días después nos seguimos preguntando qué pasa con las promesas del Presidente en el discurso de investidura, dónde están las medidas para mejorar la calidad del empleo y reducir la precariedad y las altas tasas de paro. A día de hoy, solo podemos decir que hay 21.000 empleos precarios más y que se ha reducido el porcentaje de contratación indefinida. Esos son los datos de un Gobierno que se caracteriza por la toma de decisiones de manera unilateral y al margen del diálogo social con los interlocutores legitimados para ello.

    Emplazamos al Gobierno a que no dilate más la presentación de los presupuestos, que haga públicas cuáles son sus políticas. Queremos hablar no sólo de números y de reducción de impuestos; se trata de plasmar negro sobre blanco su política económica y cómo van a desarrollar las medidas que están anunciando para mejorar los servicios públicos y generar empleo de calidad. CCOO defiende que es fundamental, no solo mantener el gasto social, sino incrementarlo para mejorar y revertir los recortes en servicios públicos y lograr garantizar la protección social y la igualdad.

    Hablar de regeneración es hablar también de gobernar de acuerdo a las necesidades de la ciudadanía más vulnerable que no ha visto en estos cien días ni una sola acción o acuerdo que mejore su calidad de vida. Ni esas personas ni las plantillas de servicios públicos como la educación, donde la oferta de empleo aprobada supone un recorte de 1.800 plazas para docentes en un primer paso hacia el desmantelamiento de la educación pública, o en sanidad, donde se ha abierto la puerta a la privatización bajo la excusa de reducir las listas de esperas. En CCOO queremos que las esperas sanitarias se reduzcan fortaleciendo lo público, no destinando dos tercios de los fondos a conciertos con entidades privadas y sin saber cómo afectará a las condiciones de trabajo del personal del Servicio Andaluz de Salud.

    Este Gobierno pone en cuestión permanentemente los servicios públicos y a las personas que se encargan de prestarlos. Es necesario dejar de lanzar globos sonda afirmando que hay duplicidades. Apelamos al Gobierno a que desempeñe sus responsabilidades ordenando las competencias para garantizar un servicio público de calidad. Para ello, le pedimos que se abstenga de arrojar sombras de duda sobre la profesionalidad de las personas que lo prestan o cuestionando la existencia y razón de ser de sus de puestos de trabajo. Más allá de elaborar una auditoría, se trata de decir claramente cuáles son los objetivos y las propuestas de mejora, para debatirlas y negociarlas, reiteramos, con la representación legal.

    No podemos olvidar a los trabajadores y trabajadoras que más han sufrido la acción del Gobierno andaluz, que han sido los de las Unidades de Valoración Integral de la Violencia de Género, quienes han sufrido la presión y un trato infame que busca cuestionar su labor y desmantelar toda la estructura de atención a las víctimas y de lucha contra esta lacra. Acciones como esas cuestionan la altura institucional que se espera de un Gobierno para todas y todos los andaluces.

    Por ello, decimos al Gobierno que no hay más tiempo que perder, los problemas se agudizan en Andalucía y el cambio no ha llegado para las personas trabajadoras. La mayoría social de Andalucía tiene unas necesidades a las que debe dar respuesta el Gobierno. Corresponde por tanto a este Gobierno abordar unos presupuestos que refuercen un modelo social que apueste por los servicios públicos y el empleo de calidad.

    Si, por el contrario, continúan gobernando solo en favor de los que más tienen y poniendo los pilares para emprender la privatización de los servicios públicos, entonces nos encontrarán enfrente defendiendo la igualdad y la cohesión social.

                                                                                                   Artículo publicado el 'Eldiario.es' Andalucía el 13 de mayo 2019 

     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.