Calendario de talleres

CCOO denuncia la precariedad laboral de las personas que trabajan en el servicio del hogar familiar y recuerda que no pueden cobrar por debajo del SMI

  • Las secretarias de la Mujer de CCOO de Andalucía, Yolanda Carrasco, y de la Federación de Construcción y Servicios del sindicato, Tania Carrasco, coinciden en que “se trata de uno de los sectores donde se da más temporalidad, parcialidad, precariedad y fraude en la contratación”, al tiempo que animan a las personas que trabajan en él, mayoritariamente mujeres, a acercarse a CCOO para informarse de sus derechos
  • La jornada máxima semanal es de cuarenta horas de trabajo efectivo y entre el final de una jornada y el inicio de la siguiente la persona tiene derecho a un descanso mínimo de 12 horas que puede reducirse a diez en el caso de las empleadas internas, siempre que se compense el resto en periodos de hasta cuatro semanas

29/03/2019.
Se trata de uno de los sectores donde se da más temporalidad, parcialidad, precariedad y fraude en la contratación

Se trata de uno de los sectores donde se da más temporalidad, parcialidad, precariedad y fraude en la contratación

Con motivo de la celebración del ‘Día internacional de la empleada del hogar’ que se celebra el 30 de marzo, CCOO quiere visibilizar, una vez más, la precariedad laboral que se da en el sector, altamente feminizado, -de las 43.387 personas dadas de alta el 95,4 % son mujeres- y donde, como ha reseñado la secretaria de la Mujer de CCOO-A, “la temporalidad, la parcialidad, la precariedad, los bajos salarios y el fraude en la contratación son una constante pese a que el Régimen que lo regula está integrado en el Régimen General de la Seguridad Social”.

Frente a ello, la dirigente ha explicado que las personas que trabajan en el sector han de percibir, como mínimo, el SMI cuando tengan un contrato de jornada completa, o la parte proporcional a las horas trabajadas. En cuanto a la jornada, la responsable de Mujer en la Federación de Construcción y Servicios, ha señalado que “como máximo será de cuarenta horas semanales de trabajo efectivo y que entre el final de una jornada y el inicio de la siguiente, el trabajador o trabajadora tienen derecho a un descanso mínimo de 12 horas que puede reducirse a diez para las personas internas, siempre que se compense el resto en periodos de hasta cuatro semanas”. Igualmente dispone de, al menos, dos horas diarias para las comidas principales y de un descanso semanal de 36 horas consecutivas.

En cuanto a las vacaciones, las dirigentes han explicado que ascienden a 30 días naturales y que estas pueden fraccionarse en dos o más periodos siempre que uno de ellos sea como mínimo de 15 días consecutivos. Además, la trabajadora no está obligada en periodo de vacaciones a residir en el domicilio familiar o en el lugar a donde se desplace la familia.

“Nuestra intención es visibilizar la precariedad que sufre este sector donde más de un 30 % de las trabajadoras no están dadas de alta en el sistema, reclamar al Gobierno que ratifique el Convenio 189 de la OIT sobre el trabajo de empleadas de hogar, -como se comprometió en junio de 2018-, y exigir que se cumpla el acuerdo de integración en el Régimen General de la Seguridad Social para que se deje de tratar a estas trabajadoras de forma discriminatoria, especialmente a mujeres extranjeras que son más del 32 %, y suelen encontrarse en situación de máxima vulnerabilidad”, apostillan ambas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.