8Marzo

CCOO aporta propuestas de futuro y a corto plazo para mejorar la sanidad malagueña

    El informe sobre la situación sanitaria en la provincia de Málaga, hecho público por CCOO cada año, pone encima de la mesa todas las carencias que tiene la sanidad malagueña. Al respecto, el secretario general del Sindicato de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Málaga, Rafael González, ha manifestado que “no se está invirtiendo en sanidad en relación a la población que hay actualmente y esto está haciendo que salten todas las costuras de la sanidad malagueña. No podemos esperar más, Málaga necesita una inversión tanto en materia de infraestructura sanitaria como en materia de personal para no estar en la cola de Europa, sino en el puesto que se merece”.

    06/02/2019.
    Representantes sindicales antes de la rueda de prensa

    Representantes sindicales antes de la rueda de prensa

    Esta mañana, el Sindicato de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Málaga ha presentado como cada año un informe balance que analiza la situación de la sanidad malagueña. Al inicio de esta rueda de prensa, el secretario general de CCOO de Málaga, Fernando Cubillo, ha manifestado que “este informe refleja la realidad sanitaria malagueña, y es un punto de partida para el nuevo Gobierno Andaluz”. Así, ha asegurado que entre las medidas que reivindica esta organización sindical, destacan en este sector el aumento presupuestario y de plantillas junto con una mejora de la atención primaria. También ha señalado que “es importante que la Junta de Andalucía clarifique la situación de oposiciones y del personal de refuerzo”. Además, ha destacado que es necesario mejorar la atención integral de los servicios de emergencias y que haya un refuerzo en la investigación biomédica.

    Por su parte, el secretario general del Sindicato de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Málaga, Rafael González, ha manifestado que “es necesario que la Junta de Andalucía considere la situación que vive esta provincia y que reponga el agravio que en materia inversora llevamos soportando tantos años”.

    Entre otros datos, el informe de CCOO refleja una pérdida de empleo público en el sector sanitario. Se han perdido 1.893 plazas, lo que supone un 20,41% de todas las plazas de todas las categorías de la sanidad pública en Andalucía.

    Se han cerrado camas de los centros públicos (378 camas hospitalarias de la sanidad pública en los últimos seis años) y han aumentado las camas de centros privados. El 38,63 % del total de camas privadas de Andalucía pertenecen a nuestra provincia, sin embargo las camas públicas en Málaga supone el 15,38%. Relacionando las camas hospitalarias con la población se detecta que en Málaga serían necesarias 684 camas para alcanzar la ratio andaluza de camas por habitantes y 851 camas hospitalarias para alcanzar la media española.

    Entre otros datos, este informe refleja que este año Málaga ha sido la provincia con más personas en listas de espera para consultas externas que sirve de tapón para el resto de listas de espera. Respecto a las agresiones a los profesionales sanitarios, en Málaga es donde más se dan, tanto físicas como verbales, con una dotación de recursos preventivos deficitarios con respecto a otras provincias.

    Ante ello, CCOO propone tres puntos fundamentalmente. La primera es la reapertura con carácter de urgencia de todas las plantas cerradas en la actualidad de los hospitales malagueños, así como la utilización al 100% de las nuevas infraestructuras sanitarias de la provincia de Málaga y Hospital Valle del Guadalhorce. Por otro lado, continuar con el cambio de política de personal del SAS con la sustitución de las ausencias por bajas, vacaciones, permisos reglamentarios, etc., y que las inversiones del Plan Costa de 2017 se mantengan durante todo el año.

    A su vez, CCOO propone en cuanto al empleo un crecimiento por encima de la tasa de reposición para poder recuperar los 1.893 puestos de trabajo perdidos en la sanidad pública en los últimos años.

    El sindicato afirma que es necesario un crecimiento por encima del 100% de la tasa de reposición actual. Debe haber un aumento del 33% anual durante los próximos tres años, unas 750 nuevas plazas anuales y valorar a partir de ahí las nuevas necesidades.

    En cuanto a la reordenación de la asistencia especializada, debe ser consecuencia de un Plan Funcional bien coordinado y ejecutado. De él debe salir la necesidad de camas de agudos y crónicos, mejora de las consultas, necesidad de instalación de tecnologías con planteamiento de futuro así como rediseño de áreas quirúrgicas, urgencias y otras instalaciones de alta complejidad como serían las unidades de cuidados intensivos, hemodinámica, neonatología y otras.

    Desde CCOO presentamos tres patas para este proyecto, las dos primeras consensuadas con el Grupo de Trabajo de la Consejería de Salud. La primera sería la construcción de un hospital en el entorno del Hospital Civil-Hospital Materno Infantil. Este Hospital Regional de tercer nivel tendría las especialidades propias de este nivel asistencial e imbricados con un edificio de investigación biomédica, del cual Málaga carece, y evite la disfuncionalidad que actualmente tiene nuestro Hospital Regional con pabellones repartidos por toda la geografía malagueña.

    En segundo lugar, una reconversión del actual Hospital General (Pabellones A y B) en un Hospital Comunitario con una dotación de 500 camas, con personal de nueva contratación que supondría un aumento de los recursos sanitarios en asistencia especializada y sirva para solucionar los problemas de camas en nuestra capital. En tercer lugar, construir en la zona este de Málaga un Chare, al existir criterios poblacionales similares a otras zonas de nuestra provincia con asistencia especializada y unas urgencias de tipo hospitalarias de características parecidas al Hospital del Guadalhorce.

    Estas serían en un plan por fases para completar el mapa sanitario malagueño entre 6-8 años y con un coste aproximado como máximo estableceríamos una inversión en torno a 245 millones de euros, cifra por debajo de los 260 millones que ha costado la inversión del Hospital del Parque de la Salud que se ha llevado a cabo en Granada.

    Finalmente, el sindicato ha pedido a la Consejería de Salud la firma de un consorcio con el hospital San Juan de Dios para lograr hasta 300 camas en Málaga. Sería una medida temporal para paliar la situación de déficit de plazas para pacientes crónicos y de larga estancia del SAS.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.