25N

Las personas trabajadoras en Andalucía no cobran la mitad de las horas extras que realizan

  • El sindicato reclama que en todas las empresas haya un registro de la jornada laboral
  • La comunidad andaluza es la cuarta con mayor volumen de horas extra realizadas, por lo que es una de las comunidades donde más empleo podría consolidarse, tanto con las horas pagadas como con las no pagadas
  • El 48 % de las horas extra que se realizan no se pagan y se concentran sobre todo en los sectores de actividades financieras y de seguros, educación y hostelería

29/11/2018.

URL | Código para insertar

Un informe elaborado por CCOO revela que con las horas extras que se realizan semanalmente en Andalucía se podrían crear 15.936 empleos a jornada completa y 170.600 a nivel estatal (40 horas/semana). Los datos toman como referencia el segundo trimestre de 2018 y apuntan que la comunidad andaluza es la cuarta en cuanto a número de horas extra realizadas, con 637.478 horas semanales, y la sexta en la que un mayor porcentaje de ellas, el 48 por ciento, no se pagan. Las ramas de actividad que concentran un mayor volumen de horas extra no pagadas son actividades financieras y de seguros, educación y hostelería.

De ese modo, el total de horas extras no pagadas en Andalucía suponen el 10,3 por ciento del total de horas no pagadas en España, mientras que las pagadas suponen el 8,6 por ciento. “Esto denota las malas prácticas que utilizan de manera generalizada las empresas andaluzas, lo que repercute muy negativamente en el bolsillo de las personas trabajadoras, en sus posibilidades de conciliación, pérdidas de cotización a la Seguridad Social y mermas en sus prestaciones futuras (desempleo, jubilación, etcétera)”, denuncia la secretaria general de CCOO-A, Nuria López.

El informe recoge en términos generales, que las horas extra no pagadas se concentran en pocas comunidades entre las que, lamentablemente se encuentra la andaluza.

En cuanto al perfil de la persona trabajadora que realiza más horas extra no pagadas, es el de un hombre, con empleo indefinido, a tiempo completo, y preferentemente del sector servicios. “Estas personas sufren una forma de precariedad laboral poco visibilizada en la opinión pública pero que supone un perjuicio para estos trabajadores y trabajadoras cuando podrían suponer la creación de muchos puestos de trabajo”, argumenta López Marín.

Para la dirigente sindical “los datos del informe demuestran la urgencia de que se regule la obligatoriedad del registro de la jornada laboral, con un acuerdo inminente en la mesa estatal del diálogo social”. Asimismo, López Marín señala que “es fundamental modificar determinados aspectos del contrato a tiempo parcial que todavía supone una mayor precariedad para las mujeres a las que se les alarga la jornada laboral bajo la trampa de las horas complementarias, que ni siquiera se pagan como horas extra”.

La otra pata analizada en el informe sobre el absentismo laboral, recoge que este es “irrelevante”, de modo que el tiempo no trabajado y no pagado se sitúa en 18 minutos al mes, menos de un minuto al día. “Además, dentro de ese mínimo tiempo, el absentismo es solo una de las posibles causas y ni siquiera tiene un coste directo para las empresas porque es un tiempo que no se le paga a la persona trabajadora”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.