Afíliate

El sindicato reivindica que se cubran 3.400 plazas vacantes para el personal penitenciario y dar respuesta al problema del envejecimiento

  • CCOO, junto con los sindicatos Acaip y UGT, se han concentrado en la prisión de Morón (Sevilla II), para exigir al gobierno de Sánchez más recursos que les permita ejercer el trabajo “con dignidad”
  • Entre los principales problemas, el sindicato reivindica convocar una oferta de empleo público extraordinario para cubrir el déficit estructural de las 3.400 plazas vacantes presupuestadas y dar respuesta además al grave problema del envejecimiento, con una media de edad de 55 años, que impiden garantizar la seguridad y la integridad física de la población reclusa y la del propio personal penitenciario.

14/09/2018.

CCOO ha denunciado el “abandono” que sufre el servicio público penitenciario, con un déficit estructural de 3.400 plazas vacantes presupuestadas, y un grave problema de envejecimiento, con una media de edad de 55 años, que impiden al personal garantizar la seguridad y la integridad física de la población reclusa y la del propio personal penitenciario. Es por ello que el sindicato ha reclamado convocar una oferta de empleo público extraordinario.

Asimismo, CCOO considera necesario actualizar las funciones del colectivo y adaptarlas a la realidad penitenciaria de este momento, “con la finalidad de recuperar la carrera administrativa y la promoción interna del personal penitenciario”. Según explican desde el sindicato, el actual organigrama de funciones permite que el puesto de médico tenga un nivel inferior al del psicólogo, o que los Jefes de Servicio, mandos con la máxima responsabilidad en una prisión cuando el director está ausente, tengan asignado el nivel más bajo de la Administración General del Estado, “una situación claramente discriminatoria con respecto al resto de Jefaturas de Servicio de otros Departamentos Ministeriales”.

Además, dentro del propio Ministerio del Interior, los puestos que realizan funciones de atención al público han sido reclasificados en el nivel mínimo 17. “En cambio, esa subida no se ha realizado en Instituciones Penitenciarias a pesar de la elevada penosidad de nuestro ámbito laboral, lo que sin duda nos ha convertido en el colectivo de la Administración del Estado con la mayor tasa de siniestralidad laboral, con el 90% de agresiones físicas al personal penitenciario”, lamenta la organización.

Por otra CCOO ha explicado que las condiciones de trabajo se han homogeneizado en todas las prisiones, “por lo que deben eliminarse las diferentes categorías de centros penitenciarios, ya que generan diferencias salariales de hasta 700 euros entre puestos de trabajo que realizan las mismas funciones dentro de la propia secretaría general de instituciones penitenciarias”. “Una parte de nuestras retribuciones no se pueden calcular en función del número de celdas que tenga cada prisión, sino de la carga de trabajo real (ratio número de internos por funcionario) y la peligrosidad”, apostillan desde el sindicato.

En definitiva, las organizaciones sindicales han reclamado a la secretaría general de instituciones penitenciarias “valoración y respeto”, pasando por contar con los recursos de personal necesarios para desarrollar este servicio público esencial. “Hemos estado asumiendo cada vez más funciones como consecuencia de las diferentes reformas legislativas del Código Penal sin que se nos haya dotado de más personal para poder realizarlas. Además a la hora de calcular el número de efectivos necesarios para abordar el trabajo penitenciario se tiene que tener en cuenta la elevada penosidad que tiene nuestro medio laboral, circunstancia que ahora no sucede”, puntualizan.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.