Afíliate

Es prioritario actuar para frenar la siniestralidad laboral en Andalucía, la sexta más alta del Estado

  • En el primer semestre del año 2018, a pesar de la reducción con respecto al año pasado, Andalucía sigue siendo la sexta comunidad autónoma con mayor siniestralidad laboral
  • El sindicato insiste que a pesar de que se han tomado algunas medidas, quedan aquellas que resultan más importantes para frenar el incremento de la siniestralidad

17/08/2018.
Doctora con un vendaje

Doctora con un vendaje

La Secretaria de Condiciones de Trabajo y Salud laboral y Medioambiente Nuria Martínez ha reseñado, tras conocer las estadísticas correspondientes al primer semestre del año del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que "a pesar de una ligera reducción de la siniestralidad total, afortunadamente asentada en que hay menos trabajadores fallecidos en accidente laboral, dudamos que esta tendencia se consolide puesto que para ello hacen falta medidas muy importantes que aún no se han tomado".

Las cifras ofrecidas por el Gobierno para este periodo indican que aunque los accidentes hayan aumentado en términos absolutos (44.456 accidentes totales en el primer semestre de 2017 frente a los 45.168 de 2018), en términos relativos (expresado en número de accidentes por cada 100.000 personas trabajadoras) el índice de incidencia baja en un 2,46%, siendo ésta de mayor importancia en los accidentes mortales con 8 personas trabajadoras menos fallecidas en ese periodo.

De hecho en el primer semestre se produjeron en Andalucía 51.697 accidentes leves, 634 graves y 47 mortales.

Por sectores vemos como la construcción (de 690,4 en 2017 a 723,3 en 2018) y la industria (de 490,4 a 504,9 en 2018) han incrementado los niveles de siniestralidad con respecto al año 2017, resaltando que la construcción sigue registrando niveles muy preocupantes alcanzando un índice de incidencia de 723,3 accidentes de trabajo por cada cien mil personas afiliadas, situándose como la tercera comunidad autónoma con mayor siniestralidad en el sector.

Para Martínez "la situación de tres provincias andaluzas requeriría medidas concretas a corto plazo". En este sentido Córdoba, Huelva y Cádiz siguen apareciendo año tras año entre las diez provincias españolas con mayor siniestralidad laboral total. Con estos datos, y a pesar de que ya se han tomado medidas necesarias por el gobierno andaluz que van en la dirección adecuada, “creemos que se necesitan otras absolutamente urgentes como por ejemplo un programa de asesoramiento a la representación sindical y la necesidad de seguir incluyendo en los convenios colectivos la figura del delegado o delegada de prevención sectorial y/o territorial porque en el 95% de las empresas andaluzas la ley impide que se puedan elegir esos delegados y las personas trabajadoras se encuentran indefensas”, insiste Martínez.

Además desde el gobierno estatal se debería de asumir como prioridad absoluta la lucha contra la siniestralidad y para ello es fundamental que la inspección se vea reforzada en número de efectivos y en realizar un control más férreo de los incumplimientos, porque como afirma la responsable de salud laboral, "en este país el empresariado vive en la impunidad”.

Igualmente el sindicato recuerda que los accidentes laborales muestran "una parte ínfima de los daños a la salud que sufren las personas trabajadoras día a día por desempeñar su trabajo", ya que existen muchas enfermedades laborales que se encuentran invisibilizadas en nuestra comunidad.

En este sentido Martínez ha insistido en la derivación que hacen las empresas y sus mutuas de estas enfermedades al sistema andaluz de salud, de forma que pasan por enfermedades comunes, con el consiguiente perjuicio, económico y de salud, para las personas trabajadoras. De hecho, según datos aportados por el Ministerio, de enero a julio Andalucía comunicó solamente 870 partes de enfermedad profesional, que aunque supone un incremento con respecto al año anterior, es un número irrisorio frente a comunidades como Navarra o el País Vasco que superan ampliamente las mil. Esto solo puede explicarse por esa ocultación sistemática de las enfermedades laborales, de hecho según estudios rigurosos del sindicato el 96% son invisibilizadas en Andalucía.

Por ello seguiremos reivindicando en Andalucía un "Sistema de Detección y Afloramiento de esas enfermedades laborales", que tal y como finalmente se incluyó en el “Acuerdo por la Calidad y Estabilidad en el Empleo y Apoyo a la Negociación Colectiva en Andalucía” debe desarrollarse antes de que finalice 2019 por lo que el sindicato estará vigilante para su cumplimiento ya que supone una medida muy importante para las personas trabajadoras en Andalucía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.