25N

CCOO exige a la Junta que aumente en dos puntos del PIB la inversión en sanidad y refuerce la Atención Primaria

  • El sindicato reclama la contratación de 1,500 trabajadores en dos años en los centros de salud para lograr una sanidad de calidad

10/05/2018.
Un momento de la rueda de prensa

Un momento de la rueda de prensa

CCOO málaga ha presentado en rueda defensa el documento con 150 propuestas para impulsar la Atención Primaria en Málaga, que persigue reforzar el papel asistencial y de prevención de este servicio sanitario, considerado la puerta de entrada al sistema de Salud. Para el sindicato, la sanidad es un sector estratégico, no sólo desde el punto de vista de los derechos de sus trabajadores sino también por su vertiente de servicio público al conjunto de la sociedad y Andalucía ha pasado en los últimos años a ser la tercera comunidad en inversiones en la Atención Primaria a ocupar el puesto 16 por falta de financiación.

El secretario general de CCOO Málaga, Fernando M. Cubillo, ha abogado por un refuerzo de esta Atención Primaria, con la redefinición del papel de las urgencias, la reordenación de la gestión de los centros de salud y el refuerzo del papel de éstos con la atención extrahospitalaria. Cubillo ha reclamado a la Junta de Andalucía que aumente del 5 por ciento actual al 7 por ciento del PIB el presupuesto sanitario y que dentro de este presupuesto, se vaya incrementando paulatinamente el destinado a la Atención Primaria, desde el 16 por ciento que se invertía en 2017 hasta el 20 por ciento, “con el objetivo de alcanzar el 25 por ciento de la inversión sanitaria”.

El secretario general de Sanidad de CCOO Málaga, Rafael González Delgado, ha señalado que la Atención Primaria debe ser “lo que vertebre” el sistema sanitario, ha criticado que este sector ha empezado a perder muchos de los programas de salud y actividades debido a los recortes, con la progresiva pérdida de profesionales, de las coberturas y el abandono de las actividades de formación y prevención. Así ha asegurado que uno de cada cuatro médicos de Atención Primaria se jubilará en los próximos diez años sin que exista relevo generacional.

Rafael González ha señalado que serían necesarios 1.500 profesionales de todos los ámbitos de la Atención Primaria para conseguir una sanidad de calidad. Esa cifra supondría un aumento del 15 por ciento sobre los casi 6.000 trabajadores actuales y haría posible alcanzar las ratios de asistencia necesarias, como la disminución del 20 por ciento de las cargas de trabajo de los actuales profesionales, alcanzar la tasa de 1.600 usuarios por médico y enfermeros, cuando en el conjunto de la provincia se sitúa hoy en 2.200, el aumento de enfermeros, la dotación de un fisioterapeuta por 1.500 habitantes o matronas.

La responsable de Atención Sanitaria de CCOO Málaga, Trinidad Salcedo, ha abogado porque se lleven a cabo las inversiones necesarias y adecuadas, sobre todo en personal y recursos humanos, tras recordar que la Atención Primaria puede resolver el 90 por ciento de los problemas de salud sin llegar a la asistencia hospitalaria. Ha apostado también por la mayor participación de los trabajadores en las unidades de gestión clínica y ha asegurado que la mayoría de los centros de salud en la provincia están obsoletos, con falta de espacio y de medios tecnológicos.

El delegado de Atención Primaria en el Distrito Sanitario Centro, José María Cruz, ha apostado por lograr que se incluya en los centros a un enfermero por cada médico, llevar los servicios de fisioterapeutas a todos los municipios de la provincia, reforzar la hospitalización hospitalaria o las plantillas de personal administrativo para que los médicos de familia no dediquen un 30 por ciento de su tiempo a labores burocráticas.

Audios asociados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.