Afíliate

Movilizaciones por el desmantelamiento de Correos

    CCOO, UGT, CSIF y Sindicato Libre han anunciado movilizaciones en Correos de Granada, que se iniciarán en mayo de forma gradual y creciente en el tiempo, sin descartar la huelga general. Y ello, ante la ausencia clara de iniciativas del Gobierno para garantizar la viabilidad de esta empresa pública y del servicio que presta a miles de granadinos y granadinas. Denuncian el recorte de dos tercios en la financiación del Servicio Postal Universal en 2017 y el bloqueo por parte del Gobierno del Plan Estratégico, lo que ha supuesto hasta ahora la destrucción de 300 puestos de trabajo en nuestra provincia, y puede suponer la pérdida de 500 más, si el Gobierno sigue sin financiar este servicio público, y ante la implantación de un modelo de empleo precario, con un peso cada vez mayor de la contratación temporal y a tiempo parcial.

    02/04/2018.
    Representantes sindicales en Correos Granada

    Representantes sindicales en Correos Granada

    Los representantes sindicales han denunciado que se está produciendo una privatización encubierta de Correos, destacando que el recorte afecta no sólo a la plantilla, sino también directamente a la ciudadanía. Así, han señalado que no solo es un problema laboral, sino también social, porque, según explican, se está recortando el derecho de la ciudadanía a enviar y recibir cartas a diario, y a un precio razonable.

    Por ello,reclaman al Gobierno que dote a Correos de recursos suficientes y que se haga una apuesta por la diversificación, entrando de lleno en la paquetería, los servicios financieros o la restitución del Banco Postal, que a juicio de los sindicalistas es la gran cuenta pendiente de Correos, así como la aprobación de un Plan Estratégico que Hacienda, propietario de la empresa pública, mantiene incomprensiblemente bloqueado y que impide su modernización y adaptación a la actual realidad del sector. Este Plan, señalan, permitiría convertir a Correos en una empresa logística, para poder acceder a ese nicho de mercado frente a la caída de la carga de trabajo de la carta tradicional.

    Por otra parte, han demandado que se firme el convenio colectivo y funcionarial, que lleva paralizado desde hace seis años, y que este reconozca una mejora de las condiciones laborales: que se garantice la plantilla suficiente, con tasas de reposición por encima del 100% que permitan recuperar empleo, incrementos salariales por encima del IPC, el poder adquisitivo perdido con incrementos específicos, más allá de los pactados en el ámbito de la Función Pública para Correos y una regulación de las condiciones de trabajo que ponga fin a la creciente precariedad en el modelo de empleo. A día de hoy, recuerdan, la tasa de eventualidad es de un 35 %, y un 22% de puestos de trabajo son a tiempo parcial de entre 4, 8 y 16 horas semanales, han afirmado, considerándolo inasumible para una empresa pública que quiere viabilidad. Y añaden que la carga de trabajo que tiene que atender un cartero se ha incrementado mucho, lo que repercute en un peor servicio, además de provocar bajas y estrés laboral entre la plantilla, e incluso hay oficinas en las que se está reduciendo el horario de atención al público. Esto ya se está notando en carterías de Granada y Área Metropolitana, Motril, Baza, Guadix, Alpujarra, y Zona Poniente

    Los representantes sindicales opinan que si los Presupuestos Generales del Estado se prorrogan, se mantendrá el déficit en Correos (el más alto de la historia, con 150 millones de euros) y los recortes podrían consolidarse, para quedar finalmente como una empresa residual. Por ello, solicitan al Gobierno que no mire a otro lado y que no deje morir a Correos, y concluyen advirtiendo que, de otra forma, las movilizaciones están servidas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.