Afíliate a CCOO

Las personas trabajadoras tienen que ser las protagonistas principales en la futura Ley de Agricultura y Ganadería

  • En Andalucía hay más de 460.000 trabajadores y trabajadoras por cuenta ajena, muchos de ellos jornaleros y jornaleras, para los que CCOO pide que se pase de la temporabilidad a la estabilidad, de los salarios de miseria a jornales dignos y de la precariedad absoluta en muchos casos, a los derechos
  • Es clave que en esta Ley se configure un proyecto alternativo para el campo andaluz donde esteán presentes los representantes legítimos de los trabajadores y trabajadoras, que permita avanzar en su productividad, en los derechos de quienes trabajan en el sector, y permita la vertebración y cohesión social y territorial, así como la inversión en I+D+i

25/01/2018.
Imagen de archivo

Imagen de archivo

CCOO ha hecho una valoración ante la futura ley de Agricultura y Ganadería en Andalucía, de la que ha dicho que tiene “una gran importancia para la generación de riqueza, la creación de empleo, la mejora de las condiciones laborales y el aumento en productividad del sector y del campo andaluz”. En ese sentido, la principal propuesta que ha defendido el sindicato es la de que en la futura Norma, los más de 460.000 trabajadores y trabajadoras por cuenta ajena que hay en el sector en Andalucía, “dejen de ser los grandes olvidados y pasen a ser los protagonistas principales”.

Para ello, CCOO considera que la Ley debe hacer un diagnóstico de la situación donde se contemplen los problemas estructurales que soportan los trabajadores y trabajadoras. Entre ellos, el sindicato ha destacado el desempleo crónico, el exceso de temporalidad, la rotación, la estacionalidad, las infracotizaciones, la falta de prevención de riesgos, el déficit en el acceso a la formación o los abusos empresariales. “Exigimos pasar de la temporabilidad a la estabilidad, de los salarios de miseria a jornales dignos, de la precariedad absoluta en muchos casos, a los derechos, y que haya un impulso y mejora de la formación, capacitación y cualificación de estos trabajadores y trabajadoras, con medidas de especial atención a los segmentos más vulnerables como pueden ser mujeres trabajadoras, inmigrantes y personas jóvenes” se apostilla desde la central sindical.

Otra de las cuestiones en las que se incide desde CCOO es en que resulta “imprescindible” condicionar la concesión de ayudas, incentivos, y/o subvenciones que contempla el Anteproyecto y que van destinadas a las “personas propietarias” y “titulares de la explotación”, a criterios sociales y de empleo. “Estamos hablando de recursos públicos movilizados con la finalidad de generar riqueza y beneficio social y no de un mero incremento de las rentas del capital”.

Por otra parte, CCOO considera prioritario que la nueva Norma “democratice” las relaciones laborales en el sector agrícola y ganadero y de ese modo “evitar la confusión y/o discriminación que sufre la representación sindical de estos trabajadores y trabajadoras”. En ese sentido, el sindicato ha reclamado poder participar en el desarrollo de la Norma, al tiempo que espera que se establezca un sistema de seguimiento y evaluación riguroso que permita conocer la trazabilidad de los recursos públicos movilizados y su retorno social.

En definitiva, el sindicato apuesta porque en esta Ley se configure un proyecto alternativo para el campo andaluz que permita avanzar en su productividad, en los derechos de quienes trabajan en el sector, que permita la vertebración y cohesión social y territorial, la inversión en I+D+i, el fortalecimiento de canales de distribución y comercialización, la modernización de las relaciones laborales y la estabilidad de los trabajadores y trabajadoras, entre otras. “Para ello, es imprescindible establecer una planificación ordenada de los recursos públicos disponibles y aclarar y definir el horizonte que plantea el anteproyecto para la agricultura y la ganadería en Andalucía respetando, igualmente, el medio ambiente”. “Actualmente el sector es un potente productor de residuos y Gases de Efecto Invernadero (GEI) -alrededor del 10% del total de emisiones-, por lo que es clave la coordinación de este anteproyecto con el de Cambio Climático que la Junta de Andalucía está llevando a cabo de manera aislada e inconexa”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.